Tecnología

Samsung presenta el 'monstruo' de sus nuevos móviles, chip con tecnología AMD para videojuegos

  • Será usado en los próximos smartphones premium de Samsung
  • Podrá usar trazado de rayos en videojuegos para máximo realismo

El nuevo Samsung Exynos 2200 destaca por contar con una GPU integrada basada en la arquitectura RDNA2 de AMD, la misma que se usa en las tarjetas gráficas Radeon y las consolas PlayStation 5 y Xbox Series X.

La existencia de este chip no es ninguna sorpresa, al haber sido protagonista de incontables rumores; pero hasta no hace mucho, su lanzamiento no estaba garantizado. Finalmente, y apenas una semana después de un retraso sin explicar, Samsung ha anunciado oficialmente el Exynos 2200, junto con la confirmación de que ya está siendo producido en masa.

Este será el procesador que será usado en los próximos smartphones de gama alta de Samsung; aunque no se ha especificado cuáles, es de esperar que al menos aparezca en algunos modelos de la gama Galaxy S22, ya que debería ser muy potente y capaz, gracias a su configuración de núcleos y a su proceso de fabricación de 4 nm.

El Exynos 2200 está basado en una configuración de 1+3+4 núcleos, poco habitual en la industria. La estrella es el núcleo Cortex-X2, el más potente de todos y el que debería ser capaz de hacer frente a cualquier tarea, a cambio de un alto consumo relativo. Le apoyarán 3 núcleos Cortex-A710, que serán más equilibrados en potencia y eficiencia. Por último, los 4 núcleos Cortex-A510 son los que consumen menos y los que estarán activos la mayor parte del tiempo.

A los núcleos les acompaña una nueva NPU (unidad de procesamiento neuronal) para tareas de IA y cálculos complejos, además de un nuevo ISP (procesador de imagen de señal) para las cámaras que permitirá soportar sensores de hasta 200 MP y vídeo en resolución 8K, o 4K con HDR. Las pantallas también mejorarán, con soporte de HDR10+ y hasta 144 Hz de frecuencia de refresco, con aceleración de códec de vídeo AV1 y módem 5G con soporte de banda milimétrica con velocidades de hasta 10 Gbps.

Pero sin duda alguna, el motivo por el que este Exynos 2200 ha llamado tanto la atención está en el chip gráfico, que ha recibido el nombre de Xclipse (mezcla de 'X' de Exynos y 'eclipse'), porque supondrá "el fin de una era en videojuegos móviles y el inicio de un nuevo capítulo", según Samsung.

Xclipse es el resultado de una colaboración con AMD, gracias a la cual está basado en la arquitectura RDNA2 que tanto éxito ha tenido en ordenadores y videoconsolas. No es sólo una cuestión de potencia, sino que esta arquitectura permite acceder a tecnologías que, hasta ahora, estaban fuera del alcance de los smartphones; empezando por el 'ray-tracing', o trazado de rayos, que calcula cómo los rayos de luz impactan sobre la escena y se reflejan en diferentes materiales para una imagen ultra realista. También es capaz de aplicar 'shading' variable, una técnica para aplicar menos calidad a las zonas que no se notan, para mejorar el rendimiento general sin afectar a la calidad de imagen.

Por lo tanto, los nuevos móviles de Samsung podrían ser de los mejores para videojuegos, permitiendo crear títulos con gráficos más cercanos a los de las consolas. Ya queda menos para ver este chip en un móvil.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin