Tecnología

Cierra Popcorn Time, la app para piratear películas, pero Netflix tiene poco que celebrar

  • Popcorn Time ha cerrado su página principal por falta de usuarios
  • La llegada de alternativas piratas y oficiales ha matado al servicio

Popcorn Time, la que en su día fuese la referencia para ver películas y series de manera pirata, ha anunciado su cierre repentino después de unos años difíciles para la plataforma.

Cuando Popcorn Time fue liberado por primera vez en Internet, fue revolucionario. Hasta entonces, la manera más fiable para piratear contenido era usar redes P2P como BitTorrent para descargar los archivos uno por uno al ordenador. Irónicamente, pagar una suscripción de Netflix era mucho más sencillo, ya que tenemos todas las películas que podríamos desear a un click de distancia.

Popcorn Time aplicaba el funcionamiento de Netflix a la piratería, y por eso fue tan popular. También se basaba en BitTorrent, con la diferencia de que permitía reproducir los vídeos mientras se descargaban; así que, con una buena conexión, no teníamos que esperar a que se bajase todo el archivo, podíamos empezar a ver la película al instante.

Todo ello, por supuesto, de manera gratuita. No es de extrañar que el mismo año del lanzamiento de Popcorn Time, Netflix declarase que su principal competidor era la piratería, y no otros servicios semejantes.

El desarrollo de Popcorn Time fue polémico, y los propios desarrolladores originales lo abandonaron en cuanto alcanzó cierta notoriedad en Internet; desde entonces, ha cambiado de manos en un par de ocasiones gracias a su código abierto, que permite que cualquiera lo copie y distribuya. Aún así, Popcorn Time nunca llegó a igualar su éxito inicial, y su uso cayó constantemente.

Finalmente, esta semana los propietarios del dominio han tirado la toalla, y han cerrado la página web. El motivo es bien sencillo y lo muestran en la propia página: el interés por Popcorn Time está a los niveles más bajos de su historia, y hace ya años que ha sido sustituido por otros métodos para piratear; no sólo eso, sino que los servicios de streaming oficiales son cada vez más numerosos y populares, y para mucha gente, ya no merece la pena piratear. En declaraciones a TorrentFreak, los propietarios actuales del servicio pirata confirman que "el mundo ya no necesita a Popcorn Time".

Sin embargo, la caída del que fuera su gran rival no debería ser motivo de celebración para Netflix, que en todo caso está en una situación peor que en el 2015. Para empezar, la piratería no ha desaparecido, sólo ha evolucionado con nuevos métodos como páginas y sistemas de streaming dedicados.

Pero sobre todo, el mercado del streaming ahora está mucho más repartido, con la llegada de alternativas como Disney+ y HBO Max, lo que está obligando a Netflix a invertir mucho en contenido original que no dependa de otras productoras; y aunque esa inversión está generando éxitos como Squid Game, también ha generado fracasos como Cowboy Bebop.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.