Tecnología

Confirmado: Apple y Disney se iban a fusionar si Steve Jobs no hubiera fallecido

  • El que fuera CEO de Disney afirma que era inevitable
  • Jobs ya era el principal accionista de Disney

Bob Iger, que hasta el año pasado fue CEO de Disney, ha confirmado que vio a Steve Jobs de Apple como nuevo líder de la compañía, fusionando a los dos gigantes en la que hubiera sido una de las mayores uniones de la historia.

La relación entre Apple y Disney es más estrecha de lo que podría aparentar, y todo gracias al interés que Jobs siempre tuvo en la animación y el uso de nuevas tecnologías. Al fin y al cabo, Jobs fue el fundador de Pixar, que desde su primera película, Toy Story, es la referencia absoluta en el uso de animación por ordenador.

Cuando Pixar fue adquirida por Disney en 2006, Jobs se convirtió en el mayor accionista de la compañía, obteniendo un 7% de las acciones, además de sumarse a la junta directiva. Fue entonces cuando los rumores de una adquisición completa ganaron más fuerza, pero nunca llegaron a materializarse. Jobs murió de cáncer en 2011 no sólo dejando huérfana a Apple, sino dando el cierre a esta unión tan curiosa.

Los herederos de Jobs, tanto de sus activos como Tim Cook al mando de Apple, no continuaron esos supuestos planes, y aunque la relación entre ambas compañías es buena, con algunas colaboraciones comerciales, siguen siendo independientes y rivales en algunos sectores, como el del streaming, con Apple TV+ y Disney+.

Esta semana, Bob Iger, CEO de Disney durante aquella época, ha afirmado en la CNBC estar "convencido" de que iba a tener la discusión con Jobs para fusionar ambas compañías. Aunque no ha dado detalles sobre si Jobs realmente lo llegó a plantear, Iger cree que tarde o temprano esa hubiera sido el destino final de Apple y Disney.

Según Iger, la motivación de Jobs era unir la tecnología y la creatividad de ambos gigantes, algo de lo que ambas se hubieran visto beneficiadas. Podemos imaginar cómo sería una Disney con el I+D de Apple, o una Apple con diseños influenciados por Disney. Apple probablemente habría estado mucho mejor preparada para la nueva era del streaming; los contenidos y los servicios ya representan una buena parte de sus ingresos anuales.

Tal vez habría que coger las palabras de Iger con pinzas; el directivo parece haber sido uno de los que más presionó para hacer realidad la fusión, y de hecho, fue el encargado de sanar la relación entre Pixar y Disney, lo que llevó a la adquisición.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin