Tecnología

El portátil del futuro, según Dell: más reparable, ecológico y reciclable

  • Propone un diseño más eficiente, cuyas piezas se puedan cambiar fácilmente
  • La reparabilidad es uno de los puntos flacos de la industria

Dell ha presentado, en colaboración con Intel, un prototipo de ordenador portátil con importantes diferencias respecto a los actuales, la mayoría centradas en crear un dispositivo más respetuoso con el medio ambiente.

El problema de la basura electrónica no está ni cerca de ser solucionado, y se espera que para el 2030 se generen más de 74 millones de toneladas al año; todos dispositivos electrónicos que han terminado su vida útil, que no han podido ser aprovechados o simplemente, que han sido sustituidos por otros más modernos.

Es comprensible, ya que estamos rodeados de dispositivos que no están diseñados para ser reparados, y que usan componentes altamente tóxicos. Ahora, Dell ha presentado el Concept Luna, un prototipo de ordenador portátil con el que pretende cambiar esta tendencia. Para ello, ha ideado un diseño altamente reparable, reduciendo en diez veces la cantidad de tornillos usados; de hecho, para acceder a los componentes internos sólo es necesario quitar cuatro tornillos, y el pegamento que se suele usar para mantener las piezas en su sitio ha sido sustituido por un compuesto que se disuelve en agua.

Por lo tanto, quitar e intercambiar los componentes será mucho más fácil, algo que va en línea con los recientes impulsos por el 'derecho a reparar'. Empresas como Apple incluso ofrecerán componentes a los usuarios para que reparen sus propios dispositivos, pero esta idea de Dell hace la reparación fácil incluso para alguien que no sepa mucho del tema. El tiempo de reparación, desmontando, reparando y montando los componentes, se ha reducido a las 1,5 horas.

Los componentes internos también han sido rediseñados para reducir la contaminación: Dell afirma que reduce la huella de carbono en un 50% respecto a los modelos actuales. Para conseguirlo, ha diseñado una nueva placa base, un 75 % pequeña y que permanece en la parte superior para favorecer la refrigeración. Gracias a la mayor eficiencia y a un 25% menos de componentes, no es necesario usar ventiladores para la refrigeración.

El espacio adicional ganado se ha dedicado a la batería, que está más alejada de los componentes junto con su unidad de carga, para evitar que el calor generado al cargar el portátil afecte al resto de componentes. La eficiencia también ha permitido meter una batería más pequeña y con celdas de ciclo profundo, que duran más años y más usos, e incluso se pueden aprovechar una vez que las cambiemos.

Hay muchos más detalles, como un teclado diseñado para ser separado y reemplazado, un cuerpo de aluminio creado con un proceso de fabricación más eficiente y más. Por el momento, Concept Luna es un prototipo sin versión comercial, pero es de esperar que futuros modelos de Dell adopten algunas de estas innovaciones.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Es la dirección correcta, hacer dispositivos que se puedan cambiar piezas fácilmente. No importa que sean un poco más gruesos o grandes, pero es que los actuales da mucha pena el tener que tirarlos aunque falle una pequeña pieza.

Puntuación 5
#1