Tecnología

Amazon Kindle Paperwhite 2021, análisis: la referencia en libros electrónicos ahora es incluso mejor

  • Es la renovación del lector de Amazon más equilibrado
  • La pantalla es más grande y se incluye luz cálida
  • La versión Signature Edition tiene carga inalámbrica

Amazon ha renovado su lector de libros electrónico más atractivo, con características como carga inalámbrica o una pantalla más grande.

El Kindle es la absoluta referencia del sector de los lectores de libros electrónicos, al estar basado en la plataforma de todo un gigante como es Amazon; de todos los modelos disponibles, el Paperwhite es el que tradicionalmente ha conseguido un mejor equilibrio entre funcionalidades y precio, y el que más hemos podido recomendar.

Pero no es menos cierto decir que Amazon se ha dormido en los laureles. La última revisión completa del Paperwhite fue lanzada en el 2018, y desde entonces ha llovido mucho. Estoy seguro de que ese es el motivo por el que la nueva generación del Paperwhite trae tantas cosas nuevas; a efectos prácticos, se convertido en un producto completamente diferente.

He podido comprobarlo en persona, usando el nuevo Paperwhite durante estos días para mis lecturas diarias; concretamente, he tenido la oportunidad de usar la versión Signature Edition, el tope de gama con más funciones (aunque la mayoría de las novedades también están en la versión básica).

Nueva pantalla, más espacio

Si, como yo, llevas años usando un Paperwhite como principal lector de libros electrónicos, lo primero que te impactará del nuevo modelo es la pantalla. Es un error pensar que es el mismo panel que su predecesor, sólo porque la resolución de 300 puntos por pulgada sea la misma; en la práctica, es completamente diferente. Para empezar, es mucho más grande, con un tamaño de 6,8 pulgadas frente a las 6 pulgadas del modelo anterior; tener la misma resolución en un espacio mayor no afecta tanto a la nitidez como podrías pensar, y no he notado grandes diferencias en el renderizado de las letras.

El nuevo Kindle Paperwhite (der.) tiene una pantalla más grande

De hecho, he notado que la lectura con la nueva pantalla es mucho más disfrutable y fácil para la vista que la vieja, realizando comparaciones directas con el modelo anterior.

En ilustraciones, la diferencia es incluso mayor. El contraste se ha mejorado enormemente, algo fácil de notar en portadas con arte, en las que podemos diferenciar mejor los detalles. Esto demuestra que la resolución es importante, pero no el único factor que marca la diferencia en la experiencia.

El Kindle Paperwhite puede ser un buen lector de cómics

De hecho, la pantalla es tan buena con ilustraciones que el nuevo Paperwhite se ha convertido en una gran opción para leer mis cómics; aunque, evidentemente, es mejor si están en blanco y negro, ya que Amazon aún no ha dado el salto a las pantallas de tinta electrónica a color. El mayor contraste, y especialmente el mayor tamaño, facilita enormemente la lectura de cómics y material gráfico como revistas.

Lo que sí he notado es que la pantalla no se actualiza tan a menudo por defecto, probablemente para ahorrar batería. El problema de las pantallas de tinta electrónica es que pueden dejar 'rastro' si el sistema no recarga la página; por defecto, he visto que la pantalla se recarga cada tres cambios de página aproximadamente, y si nos fijamos, a la tercera podemos ver restos de las páginas anteriores. No es que sea un problema grave, especialmente porque en la configuración podemos hacer que la pantalla se recargue con cada paso de página.

Pero donde realmente encontramos más novedades es en la iluminación integrada en el dispositivo. El nuevo Paperwhite tiene una nueva luz cálida ajustable, diseñada para evitar que nuestra vista se canse. Cuando está activa, la luz frontal de la pantalla adquiere un tono anaranjado, cuya potencia podemos variar a nuestro gusto; la idea es que usemos este modo antes de dormir, para no forzar la vista con la luz convencional, aunque los gustos también influyen a la hora de activar este modo: hace que parezca un libro viejo, con páginas que han perdido el blanco por el paso del tiempo.

La luz cálida del Kindle Paperwhite da un aspecto 'añejo' a los libros

Otro aspecto relacionado con la pantalla que ha cambiado son los bordes. No sólo son mucho más finos que los de la generación anterior, es que ahora la pantalla está a ras de los bordes; por lo tanto, no tenemos ese cambio de elevación, y en la mano parece como una pieza única sin bordes. Es mucho más agradable, tanto al tacto como a la vista, con un diseño más moderno hasta en el logotipo de Kindle. También tenemos la opción de activar un modo oscuro, que invierte los colores y muestra letras blancas sobre fondo negro; es algo que mucha gente prefiere en sus apps, y ahora es posible en el Kindle.

Hablando del tacto, el nuevo Paperwhite es más fino que el modelo que sustituye, y mantiene el mismo peso de 205 gramos pese a su mayor tamaño; así que no es molesto tenerlo en la mano durante horas, algo que personalmente me sorprendió.

Más rápido e intuitivo

El Paperwhite sigue usando una pantalla táctil, sin controles físicos, pero la experiencia se ha mejorado mucho; principalmente, gracias al nuevo procesador que hace que la interfaz vaya mucho más rápido y responda mejor a nuestras acciones.

Amazon ha renovado la interfaz de los Kindle

Desde cambiar de página a usar los menús para encontrar nuestra próxima lectura, es un sistema mucho más rápido y fácil de usar. También ayuda que, recientemente, Amazon haya actualizado el sistema operativo, con una nueva interfaz; no ha introducido grandes cambios, pero es más agradable a la vista y los botones son más fáciles de pulsar.

Para desbloquear el dispositivo, y encenderlo la primera vez, seguimos teniendo un botón físico en la parte inferior; curiosamente, siento que tarda un poco más en desbloquearse, pero sólo si llevo unas horas sin usarlo. Si lo desbloqueo inmediatamente después de bloquearlo, es instantáneo.

Conector USB-C en el nuevo Kindle Paperwhite

Al lado tenemos otra gran novedad, una muy simple pero que llevábamos años pidiendo: un conector USB-C, que sustituye al microUSB de siempre. Es capaz de cargar con una potencia de hasta 9 W, por lo que tardará aproximadamente dos horas y media en recuperar toda la batería. Como es habitual con pantallas de tinta electrónica, nos durará mucho: unas diez semanas según Amazon, y aunque no he podido comprobarlo personalmente, con el consumo que llevo va camino de cumplirlas.

Signature Edition, con carga inalámbrica

El nuevo Kindle Paperwhite estará disponible en dos versiones, la básica y la Signature Edition, que es la que he podido probar. Realmente, no hay muchas diferencias entre una y otra, y todas las características que he repasado hasta ahora están presentes en las dos.

La Signature Edition se diferencia en que tiene algunas características adicionales, pero tanto en diseño como en funcionamiento es idéntica a la básica. La mayor novedad es la carga inalámbrica, compatible con todos cargadores Qi; aunque Amazon prepara el lanzamiento de una base específicamente diseñada para este dispositivo, que llegará en diciembre.

La luz automática del Paperwhite Signature Edition mejora la visibilidad

En efecto, ahora puedes dejar el lector sobre una base de carga cuando te acuestes, y se recargará por si solo sin necesidad de conectar un cable. Funciona correctamente, aunque me hubiera gustado algún indicador de batería en la pantalla cuando se está recargando de esta manera: sólo se enciende un piloto en la parte inferior, igual que cuando cargamos por cable. Además, como he comentado antes, la batería de este dispositivo dura varias semanas, así que realmente no es algo que te vaya a cambiar la vida; no es como un smartphone, que tienes que recargar todos los días. Pero es un buen añadido para ir diciendo adiós a los cables.

Otra función exclusiva, que tal vez aprovecharás más, es la luz automática, gracias a unos sensores que detectan la luminosidad de la zona y varían la luz frontal por si solos. Por último, esta versión tiene más almacenamiento, 32 GB, por lo que es recomendable si queremos llevar toda nuestra biblioteca, cómics incluidos, con nosotros.

Gran salto para disfrutar de tus libros

La nueva generación del Kindle Paperwhite es la revolución que muchos estábamos esperando. Todo es nuevo, y se agradece: el diseño, la pantalla, el procesador, la iluminación, e incluso la interfaz se han renovado, y como resultado, este modelo tiene poco que ver con el anterior. Cuando los ponemos uno al lado del otro, parecen productos diferentes, y no el mismo con un salto de generación.

Por supuesto, la integración con la plataforma de Amazon es completa, y es fácil encontrar, comprar y leer libros de su tienda; además de usar servicios como Kindle Unlimited para leer todo lo que queramos con una suscripción (se incluyen tres meses gratis con el dispositivo). Pero también podemos cargar libros que hayamos comprado en otros sitios, siempre y cuando no tengan protección anticopia; se mantiene la posibilidad de cargarlos directamente en la memoria conectando el dispositivo al ordenador, o enviándolos por correo.

Ahora bien, ¿cuál deberías comprar, el básico o el Signature Edition? Después de probar el segundo, creo que es una cuestión difícil de responder. El Kindle Paperwhite parte de los 139,99 euros, y tiene la mayoría de las novedades que he comentado; mientras que el Kindle Paperwhite Signature Edition cuesta 50 euros más, 189,99 euros, e incluye carga inalámbrica, luz automática y más almacenamiento. La clave está en cuánto espacio necesitas para tus libros, y si realmente quieres decir adiós a los cables. Elijas el que elijas, el nuevo Kindle Paperwhite no te decepcionará.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
santiago
A Favor
En Contra

No quiero hacer sangre, pero me da la impresión de que el autor de este artículo no acaba de entender el concepto de resolución. Como él mismo menciona, la resolución es de 300 puntos por pulgada en ambos casos. Es decir, la densidad de píxeles por superficie es la misma en ambos modelos, lo que quiere decir que, siendo la pantalla del nuevo modelo mayor, el número efectivo de píxeles será proporcionalmente mayor. Por tanto, si el Kindle 2018 tenía 1448 x 1072 píxeles, el nuevo Kindle 2021 tendrá (que yo sepa, aún no se ha hecho oficial el dato) aproximadamente 1641 x 1215 píxeles. Resumiendo, claro que "tener la misma resolución en un espacio mayor no afecta tanto a la nitidez como podrías pensar": no la afecta en absoluto, porque la resolución, y por tanto la nitidez, son idénticas.

Puntuación 1
#1