Tecnología

El iPhone 13 tiene 'trampas' para repararlo, pese a las promesas ecológicas de Apple

  • Un nuevo microchip evita que se cambie la pantalla
  • Obligará a usar el servicio técnico de Apple

Apple ha impuesto más obstáculos para quienes intenten reparar su nuevo iPhone, esta vez haciendo que Face ID deje de funcionar si cambiamos la pantalla.

Como cualquier pieza avanzada de tecnología, los iPhone nunca han sido fáciles de reparar; pero la motivación de los usuarios de seguir usando sus dispositivos favoritos siempre ha estado ahí, y es posible encontrar componentes de repuesto de la mayoría de modelos en tiendas no oficiales. Para luchar contra esto, Apple ha implementado cambios en sus dispositivos, con el único propósito de obligar a los usuarios a usar su servicio técnico oficial.

El último ataque contra el llamado 'derecho a reparar' viene en el iPhone 13. Las sospechas publicadas por iFixit cuando abrieron el dispositivo se han confirmado con pruebas sucesivas: cambiar la pantalla del iPhone hace que Face ID sea completamente inutilizable. Si intentamos cambiar una pantalla rota por una nueva, aparecerá un mensaje al encender el dispositivo: "No es posible activar Face ID en este iPhone".

La clave está en un nuevo microchip, que sirve de 'puente' entre la pantalla y el dispositivo de reconocimiento facial. Es necesario quitar ese chip de la pantalla vieja e instalarlo en la nueva, pero para ello son necesarias herramientas especiales de microsoldadura; incluso si tuviésemos acceso a una, es un trabajo muy delicado y que sólo un profesional o un entusiasta con mucha experiencia sería capaz de realizar.

El nuevo microchip. Img: iFixit

Es un proceso tan complejo, que ni siquiera Apple ni sus centros de reparación autorizados lo hacen; simplemente cambian toda la pieza y sincronizan el nuevo chip con los servidores de Apple, algo que sólo pueden hacer técnicos autorizados por la compañía. Por lo tanto, sólo alguien designado por Apple puede hacer reparaciones en el iPhone 13, dejando fuera a servicios técnicos no oficiales.

Esto supone que, cuando Apple deje de dar soporte al iPhone 13 dentro de unos años, este móvil ya no podrá repararse, y la única opción que tendremos es tirarlo a la basura si se nos rompe. Esto va completamente en contra de las declaraciones de Apple por la protección del medio ambiente y contra la producción de basura electrónica; supuestamente, ese fue el motivo por el que el iPhone ya no trae un cargador.

iFixit también alega que este es un movimiento que supondrá que muchas empresas independientes de reparación tendrán que cerrar o gastar miles de dólares en nuevo equipamiento, a riesgo de no poder seguir ofreciendo sus servicios a clientes de dispositivos Apple. Creen que esto es una "estrategia" de Apple, y no un error, ya que fomenta las ventas de AppleCare, el servicio de garantía extendida que amplía el servicio técnico e incluye gastos de reparación con precios de descuento.

Este movimiento de Apple llega en un momento en el que el llamado 'derecho a reparar' está siendo considerado en EEUU y la Unión Europea, y donde ya hay medidas como etiquetas que indican el grado de reparabilidad de un dispositivo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin