Tecnología

Probamos el Smartmi P1, la marca de Xiaomi llega a España para limpiar el aire de tu casa

  • La submarca de Xiaomi se centra en dispositivos que mejoran la calidad del aire
  • El P1 es un modelo diseñado para ser transportado entre habitaciones

Uno de los primeros productos de Smartmi que llegan a España es un purificador de aire que mezcla un gran rendimiento con un diseño que encajará muy bien en nuestro hogar.

Xiaomi sorprendió este año cuando anunció que su marca de electrodomésticos y hogar inteligente, Smartmi, llegaría a España; lo haría de la mano de la española SPC, que se encarga de distribuir y comercializar estos dispositivos, que hasta ahora sólo estaban disponibles de importación desde China.

Entre la gama inicial, nos encontramos muchos dispositivos diseñados para mejorar la calidad del aire en nuestro hogar, como ventiladores con generadores de iones de carga negativa. Pero el modelo que realmente destaca respecto al resto es el Air Purifier P1, tanto por sus características como por su diseño.

Un purificador de aire diferente

Que el P1 es diferente es algo evidente sólo con verlo. La subdivisión de Xiaomi ha trabajado mucho en el diseño para conseguir un dispositivo muy elegante y llamativo. Evidentemente, es grande porque tiene que mover mucho aire, pero no lo es tanto como para resultar una molestia en el hogar; podemos dejarlo encima de una mesa sin problemas.

De hecho, lo más llamativo de este purificador es que está pensado para moverlo de un lado a otro, según nuestras necesidades, y para ello incluye un asa de cuero que se nota de alta calidad; de esta forma, podemos ponerlo en la habitación que queramos sin muchas complicaciones. Sin embargo, hay que aclarar que este no es un purificador portátil, ya que no tiene batería interna y necesitará siempre un enchufe cerca para conectar el adaptador incluido.

El diseño del P1 me ha enamorado, especialmente en la versión en gris oscuro que he podido probar; aunque también está disponible en color plata. También es un diseño funcional, con el aire entrando por la parte inferior y expulsado por la superior; es ahí también donde encontramos el otro elemento llamativo, una pantalla OLED circular que nos permitirá controlar el dispositivo gracias a sus capacidades táctiles.

La pantalla es importante no sólo para variar la potencia del ventilador interno que mueve el aire (sólo con pulsar un botón), sino también para ver el tamaño de las partículas que se están filtrando. El P1 cuenta con un sensor láser PM2.5 capaz de detectar partículas finas de hasta 2,5 micras, incluyendo contaminantes, carbón, bacterias y virus, además de un sensor PM10 para partículas más gruesas de entre 2,5 y 10 micras, como polvo, cenizas o polen. Por lo tanto, sirve tanto para respirar mejor en la temporada de polen, como para conseguir una mayor seguridad higiénica en nuestra casa, asegurándonos de que no hay partículas peligrosas como bacterias, de las que es capaz de eliminar hasta el 99,97%.

El ventilador interno es capaz de limpiar 250 m3/h, y 150 m3/h en el caso del polen, por lo que es capaz de purificar el aire de una habitación de 10 metros cuadrados en sólo 5 minutos. Probé exactamente eso, instalando el P1 en mi habitación y comprobé en ese periodo de tiempo cómo respiraba un aire que se notaba más limpio y fresco.

En todo momento, pude comprobar cómo la cantidad y el grosor de las partículas de mi habitación bajaba, gracias a la pantalla OLED que muestra el funcionamiento del mencionado sensor láser.

Esas partículas acaban en el filtro cilíndrico usado por el P1, y que podemos cambiar muy fácilmente; sólo tenemos que darle la vuelta al dispositivo y veremos las instrucciones para abrir la parte inferior y sacar el filtro, que cuenta con un diseño especial con dos fases de purificación. Una parte se encarga de las partículas grandes como cabello, polvo o pelos de mascotas, y a continuación, el filtro HEPA 13 elimina el 99,98% de las partículas de polvo, bacterias y humo.

Cambiar los filtros es fácil, aunque debido a su diseño especial tendremos que asegurarnos de comprar los que realmente son compatibles; Smartmi los vende a través de su página oficial por 29,90 euros, y se recomienda cambiarlos en un periodo de tiempo que puede variar entre los 6 y los 12 meses, dependiendo del uso.

Inteligente y conectado al móvil

Una de las cosas que más me han gustado del P1 es su facilidad de uso. Si no quieres quebrarte la cabeza, puedes enchufarlo y ya está; tiene un modo automático, que variará el flujo de aire dependiendo de la cantidad y grosor de las partículas detectadas. En mis pruebas, la mayor parte del tiempo lo dejé así porque comprobé que era la mejor manera de limpiar el aire de una habitación a unos niveles más que aceptables, sin tener que hacer nada.

Evidentemente, eso significa que en este modo el ruido generado también es variable, dependiendo del nivel de partículas presente; pero en ningún momento he sentido que sea molesto. Incluso cuando se nota que está 'a tope', sacando mucho aire de la parte superior, no he notado ningún ruido notable, y puedo decir que la palabra "silencioso" es apropiada al hablar de este purificador.

Con el botón derecho, podemos activar otros modos, como un modo 'normal', o un modo 'sleep'; pero el verdadero potencial está en el modo 'custom', y aquí es donde entran las opciones de conexión.

Y es que el Smartmi P1 tiene una conexión WiFi integrada, que podemos activar o desactivar para conectar con nuestro smartphone y la app oficial de Smartmi. El proceso para añadir el P1 a nuestra cuenta es muy sencillo, y basta con que esté cerca del router. Una vez asociado, desde la app podemos activar todos los modos antes mencionados, además de personalizar el modo 'custom', permitiéndonos definir el tamaño de la habitación; esto es algo útil, por ejemplo, para aumentar la potencia incluso si no es una sala tan grande. Eso sí, en este modo sí que notarás el ruido generado por el movimiento de aire, y sólo lo puedo recomendar si es urgente limpiar el aire de una habitación; la mayoría de las veces, el modo automático será más que suficiente.

Desde la app también podemos ver información del funcionamiento, incluyendo la calidad del aire y el nivel de partículas encontradas, e incluso cuántos días le quedan al filtro, algo realmente útil para saber cuándo debemos cambiarlo.

También tenemos acceso a un temporizador avanzado, que nos permitirá programar el dispositivo para que se active a determinadas horas del día; por ejemplo, antes de llegar a casa. También podemos simplemente hacer que se apague solo después de un tiempo, algo que también podemos configurar directamente en la pantalla del dispositivo.

Llama la atención que el P1 es compatible con todos los asistentes personales del mercado, pudiendo unirse a las plataformas de Alexa, Google Assistant, e incluso Apple Homekit, esto último algo realmente raro y que solemos ver sólo en algunos dispositivos de gama alta.

Smartmi llega con fuerza

La llegada de Smartmi a España ha cumplido todas nuestras expectativas, y el P1 se ha demostrado como un dispositivo ideal para representar todo de lo que es capaz la marca. Estamos ante un purificador de aire relativamente pequeño y portátil, pero aún así es muy potente y es capaz de limpiar el aire de una habitación normal sin muchos problemas.

En mis pruebas, me ha sorprendido el bajo ruido generado con un uso normal o en modo automático, donde se ha centrado simplemente en captar la mayor parte de las partículas. La conectividad también es excelente, y el hecho de que sea compatible con tantos asistentes virtuales es un logro que muchos fabricantes ni siquiera intentan.

El Smartmi Air Purifier P1 está disponible por 179,90 euros en la página de Smartmi.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Fran
A Favor
En Contra

Un purificador de aire no solo debe de retener las partículas mediante un filtro, en este caso HEPA H13, también debe de tener un elemento de desactive, mate, virus, bacterias, hongos, etc, y eso solo se consigue si incorpora algún sistema de Ionización Bipolar por Plasma Frío, de ultravioleta UV-C, de moléculas de H2O2 (fotocatálisis) etc. con la posibilidad de poder poner filtros HEPA H14 o ULPA U15.

Puntuación 1
#1