Tecnología

El mejor portátil gaming para presumir: probamos el Alienware X15 R1

  • En cuestión de diseño y rendimiento está por encima
  • Destaca el sistema de refrigeración integrado

Alienware sigue siendo la referencia para los jugadores, especialmente quienes no se conforman con cualquier cosa y necesitan algo más.

Puede que pienses que acabo de definir a todas las marcas gaming; al fin y al cabo, todas se basan en exprimir el hardware al máximo, y hacerlo con estilo. Pero incluso en este sector tenemos gamas altas, y Alienware pertenece totalmente a ella. La marca, propiedad de Dell, lleva ofreciendo los equipos más punteros ya a varias generaciones de jugadores, y con el nuevo X15, vuelve a conseguirlo.

La unidad probada está basada en hardware puntero, con un Intel Core i7-11800H de 8 núcleos y 16 hilos a una frecuencia de hasta 4,6 GHz, acompañado de 32 GB de memoria RAM y nada menos que de una gráfica RTX 3080 de Nvidia. Es todo lo que podrías desear en un portátil gaming, pero inicialmente, no me creí que realmente tuviese ese hardware; de hecho, cuando miré el portátil lo primero que pensé es que Dell la había fastidiado.

Diseño increíble

El Alienware X15 es demasiado fino. Demasiado ligero. Es imposible que sea capaz de soportar ese hardware, de refrigerar los componentes como lo necesitan, y de obtener un buen rendimiento por el camino; tal vez fue la mala experiencia con otros portátiles finos que tuvieron que sacrificar potencia en la GPU.

Todo eso fue lo que me dije a mi mismo mientras abría la moderna caja del Alienware X15. Pero entonces me fijé en un detalle, algo muy raro y extraño: este portátil no tiene puertos en los lados; no tenemos USB ni nada. En vez de eso, los laterales están cubiertos por ranuras de refrigeración. Las piezas empezaban a encajar. Abrí el portátil, y lo comprendí: la prioridad a la hora de diseñar este portátil ha estado en la refrigeración, con prácticamente el cuarto superior del dispositivo dedicado en exclusiva a esta función.

Pero sólo Alienware podría tener esa prioridad, y mezclarla con un diseño espectacular. Sí, este portátil está lleno de ranuras, superficies abiertas y conductos, pero ninguna es desagradable a la vista. Elementos como las ranuras en forma de panel de abeja encima del teclado se repiten en la parte inferior del portátil, y allá donde mires habrá un elemento interesante, un detalle curioso.

Como el botón de encendido, el famoso alien de Alienware que se ilumina de manera diferente que el resto del portátil, y que también aparece en la trasera. O el "15" grabado en la tapa del portátil con una tipografía muy estilosa. O el color blanco, que tan raramente se usa en productos gaming, y que aquí encaja tan bien que quiero que más marcas empiecen a usarlo. El tacto de la carcasa también es muy diferente, algo más áspero de lo habitual pero muy atractivo.

Bañado en luz

No podía faltar la iluminación RGB, aunque he visto pocas como esta; da igual donde mires, tendrás lucecitas. Por supuesto, el teclado se ilumina, pero eso no es lo que más me gusta; es el tacto, y especialmente, el recorrido que tienen las teclas.

Aunque este es un portátil gaming, he disfrutado mucho escribiendo en él, y lo considero una buena alternativa como portátil "todoterreno", comportándose bien tanto en trabajo como en videojuegos. Lamentablemente, no puedo decir que el trackpad haya atraído tanto cariño; es demasiado pequeño y no me ha dado buenas sensaciones.

El tamaño es comprensible, ya que todo el conjunto de teclado y trackpad ha tenido que ser movido hacia abajo para implementar la refrigeración, pero eso no es excusa. Al menos, el trackpad también se ilumina; en efecto, un trackpad con iluminación RGB, todo un detalle extravagante que probablemente no merece la pena, pero como este es un Alienware, no sólo lo aceptas sino que presumes de ello.

Gran rendimiento

De nada sirve aparentar tanto si el rendimiento no está a la altura, y puedo decir que Alienware no ha escatimado en recursos. De hecho, todo lo que acabo de comentar del diseño tiene el objetivo de refrigerar el interior del dispositivo y así sacar todo el rendimiento al hardware.

En la práctica, eso se traduce en altas tasas de frames por segundo en todos los juegos que he probado a resolución nativa 2K, superando los 83 fps en Shadow of the Tomb Raider, los los 76 fps en F1 2021 y los 60 fps en Control. Las pruebas sintéticas también han sido buenas, con una puntuación de 10.361 puntos en 3D Mark.

Mis pruebas reales con juegos fueron todas satisfactorias, y no hay un título actual al que se le atragante, todos con los gráficos en Alto o Muy Alto. Este es un gran portátil gaming, pero mis sospechas de que también sirve para trabajar se confirmaron con la puntuación de 6.686 puntos en PC Mark, además de 1554 en un núcleo y 9220 en multinúcleo en Geekbench 5.

Por muy atractivo que sea el diseño de este X15, tengo que admitir que su verdadero punto fuerte es el rendimiento. Es ahí donde se encara con los mejores, y si bien no consigue las mejores cifras en general, sí que está en el 'panteón' de los portátiles gaming más potentes de la actualidad.

Molestias que te sacan de tus casillas

Alienware ha hecho muchas cosas buenas con este X15, pero es justo decir que también ha cometido errores; algunos de ellos tan básicos que una simple prueba con personas reales hubiera servido para darse cuenta.

El primer momento en el que sentí que el portátil luchaba contra mi fue cuando intenté conectar un ratón USB. El Alienware X15 no termina con la pantalla, sino que tiene un pequeño añadido en la trasera, que es donde han terminado la mayoría de los puertos; normalmente esa posición me gustaría, ya que así los cables no molestan si usas un ratón, pero la implementación de Dell deja mucho que desear.

El mero hecho de conectar un USB puede ser un castigo más propio del infierno griego; no sólo es imposible hacerlo a ciegas, sino que incluso si nos levantamos y miramos, puede que no encontremos la conexión. La iluminación trasera es demasiado fuerte por defecto, e incluso si no estás a oscuras, hace que la zona de los puertos sea invisible para nuestros ojos.

Además, ¿de qué sirve tener puertos en la zona trasera si el que más vas a usar, el cable de alimentación, no se conecta ahí, sino en el lateral izquierdo? Este cable también tiene una luz que indica que está enchufado, y no se apaga cuando cerramos el ordenador; si lo tienes en tu habitación o cerca de la cama, es toda una molestia. Y créeme, vas a mantener el cable de alimentación siempre conectado, ya que la batería de este portátil no es capaz de aguantar el uso durante más de cuatro horas, cinco si no estás haciendo mucho.

Pero sin duda alguna, la mayor molestia de este Alienware X15 llegó cuando fui a pulsar la tecla de Escape, me confundí, y toqué la rejilla de ventilación un poco más arriba. Decir que me "quemé" el dedo es un poco exagerado, pero la sensación no fue agradable. Este portátil se calienta, con temperaturas internas que llegan a picos de 100 grados en el caso de la CPU y 76 grados en el caso de la GPU.

Hay que aclarar que eso no es peligroso; el portátil es capaz de expulsar el calor generado sin problemas, con un sistema Cryo-Tech de Alienware con cámaras de vapor y las mencionadas ranuras. No hay peligro de que ese calor se quede dentro y dañe el sistema, y una vez que he terminado de jugar, las temperaturas han vuelto a niveles normales de manera inmediata.

Un portátil gaming único

Otra manera de verlo es que Dell no ha 'capado' ninguno de los componentes, que son capaces de dar el máximo; me hubiera preocupado mucho más si las temperaturas hubieran sido más bajas, y que el rendimiento no hubiera alcanzado los niveles que he comprobado, especialmente a este precio.

Este es un portátil único, probablemente el más especial que he probado este 2021. Incluso a igualdad de hardware, el Alienware ha destacado del resto en el diseño, la refrigeración y los pequeños detalles que crean conversación con cualquiera que te vea usándolo.

Comprar un Alienware siempre ha sido algo al alcance de unos pocos; en su día la marca era sólo para "entendidos", especialmente "entendidos con dinero". Con un precio base de 2.198,99 euros en la página oficial de Dell, eso sigue siendo cierto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin