Tecnología

Logitech soluciona el gran problema de los periféricos inalámbricos con el nuevo Logi Bolt

  • El nuevo estándar inalámbrico promete ser más rápido y seguro
  • Evita la congestión de las oficinas actuales

Logitech ha presentado Logi Bolt, un nuevo estándar de conectividad inalámbrica que inicialmente se usará en soluciones de productividad y empresas.

Es en ese mercado donde Logitech es toda una referencia, una de las marcas más confiables; es tremendamente fácil encontrar conjuntos de teclado y ratón de marca Logitech en cualquier oficina, algo que no ha cambiado con la llegada del teletrabajo. Y cada vez más, esos periféricos son inalámbricos, por las crecientes necesidades de los usuarios.

Ahí es donde empiezan los problemas. Las conexiones inalámbricas actuales tienen muchas desventajas, especialmente en entornos con una gran cantidad de dispositivos que pueden provocar interferencias y aumentar la latencia. Para solucionar ese y otros problemas, Logitech ha presentado hoy Bolt, la implementación de una nueva tecnología inalámbrica.

En Logitech usan la comparación con los coches para explicar en qué consiste Bolt. De nada sirve tener un Formula 1, si acabas en tráfico; por muy rápido que sea, tiene que frenar y seguir los mismos carriles que el resto de conexiones. Bolt es parecido a un todoterreno, capaz de buscar su propio camino para evitar el tráfico; al final, el resultado es que es más rápido pese a no ser un Formula 1.

En lo técnico, esto se explica porque Bolt está construido sobre Bluetooth LE, algo que puede parecer sorprendente pero que tiene dos ventajas: reducir el consumo energético y obtener compatibilidad con smartphones y tablets que tienen Bluetooth. Así, podremos usar los nuevos teclados y ratones con nuestra nueva tablet para trabajo sin problemas.

Donde realmente Bolt podrá demostrar su potencial es cuando usemos el nuevo adaptador y lo conectemos a un ordenador; en ese caso, el rendimiento mejorará incluso en los entornos más congestionados, obteniendo una baja latencia, hasta 8 veces menor que otros protocolos inalámbricos, que nos asegurará una experiencia más cercana a la de un dispositivo con cable. El recibidor es compatible con todos los sistemas de escritorio, Windows, macOS y Linux.

La gran diferencia está en una señal más robusta, que no interferirá con el resto; gracias a esto, no sufriremos 'cortes' y podremos usar los dispositivos a una distancia de hasta 10 metros.

La otra gran ventaja de Bolt la tenemos en la seguridad; la conexión entre los dispositivos es segura, para evitar que atacantes la puedan interceptar para tomar el control de nuestro dispositivo u obtener información. Y para las empresas, que todos los teclados y ratones de la oficina estén conectados por otra conexión diferente evitará que afecten al funcionamiento de otros dispositivos inalámbricos. Además, Logitech promete funciones que serán útiles para administradores de sistema, como la posibilidad de lanzar actualizaciones a todos los dispositivos de una red y que no se pueda volver a una versión anterior por seguridad.

Logitech afirma a elEconomista.es que la tecnología de Bolt, por ahora, es sólo para su gama de productos para profesionales y empresas; aunque confirma que el uso en dispositivos gaming, que también se podrían beneficiar de la baja latencia, está "bajo evaluación". La compañía ha presentado hoy nuevos dispositivos compatibles con Bolt, dos ergonómicos y dos más tradicionales para empresas y oficinas.

El gran inconveniente de Bolt es que no es compatible con los dispositivos Logitech actuales, y por lo tanto, tendremos que usar un recibidor diferente; aunque nada nos impide seguir usando los modelos actuales y mezclarlos en nuestra oficina. Además, por el momento sólo Logitech usará esta tecnología propietaria, que ha decidido no licenciar a competidores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin