Tecnología

El nuevo juego de Amazon está destruyendo tarjetas gráficas de 2.000 euros

  • La mayoría de afectados jugó a New World con una gráfica de EVGA
  • Amazon ha intentado, sin éxito, meterse en el mercado gaming
New World es el nuevo juego de Amazon

Usuarios de la RTX 3090, la gráfica más avanzada y cara de Nvidia, están experimentando graves problemas con uno de los títulos desarrollados por la nueva rama gaming de Amazon, titulado New World.

En concreto, foros como Reddit se han llenado de experiencias de usuarios que han visto cómo su gráfica fallaba mientras se ejecutaba el juego y a partir de entonces, ya no volvía a funcionar. El ordenador ya no muestra imagen en pantalla, y es imposible "resucitar" la gráfica. La mayoría de usuarios que han sufrido este problema tienen en común la marca de su tarjeta gráfica, EVGA, y el juego que estaban ejecutando cuando "murió", New World; sin embargo, también hay informes de usuarios que han tenido problemas con otros modelos, como la RTX 3080 o la RX Vega 64 de AMD.

El fallo parece estar producido por un sobrecalentamiento, que puede terminar con una pantalla negra o incluso, con el fallo completo de la tarjeta; algunos usuarios afirman haber olido a quemado, mientras que otros han escuchado ruidos procedentes del ordenador. Cuando intentan reiniciar el ordenador, pueden escuchar que los ventiladores de la gráfica siguen funcionando, pero el monitor no muestra imagen y el sistema no arranca.

En estos momentos, todo indica que el juego New World es capaz de estresar hasta las gráficas más potentes, si se dan las condiciones adecuadas. En concreto, el mayor problema parece estar en que el motor gráfico no tiene límites, así que siempre muestra la mayor cantidad de frames por segundo como la tarjeta gráfica es capaz de renderizar. Sin importar la calidad de los gráficos, la gráfica siempre está funcionando al máximo; ese estrés adicional es lo que termina provocando fallos en los componentes, especialmente si estos no están bien refrigerados.

EVGA también parece tener parte de culpa; esta no sería la primera vez que este fabricante ha sido acusado de implementar una refrigeración pobre en sus gráficas de gama alta, con fallos que incluyen partes como los VRM que no reciben aire frío. Sin embargo, llama la atención que no ha sido hasta ahora que los usuarios están teniendo problemas, y todos con el mismo juego.

Amazon ha asegurado que cientos de miles de personas juegan a New World, y que sólo han recibido algunos informes de usuarios que sufren problemas. Afirma que New World no hace nada especial con las llamadas a DirectX, y que jugarlo es seguro. Al mismo tiempo, ha publicado un nuevo parche que implementa un tope para los frames por segundo. Los jugadores pueden limitar el rendimiento, y así no forzar tanto su gráfica.

Esta no es la primera polémica que rodea a New World. Una filtración publicada el pasado mes de enero reveló que el juego, inspirado en la conquista de América por españoles y portugueses, mostraba a nativos americanos de manera racista, hasta que fue cambiado tras consultar con un experto. Es sólo uno de los muchos obstáculos que Amazon ha tenido para meterse en el mercado de los videojuegos; el lanzamiento del otro título por el que apostó, Crucible, fue tan malo que tuvo que retirarlo del mercado y finalmente, cancelarlo completamente.

EVGA ha prometido que todas las gráficas que han fallado durante el juego entran dentro de la garantía, y ya ha iniciado el proceso de sustitución. Es algo que los compradores agradecerán, teniendo en cuenta que la RTX 3090 es la tarjeta gráfica más cara del mercado; los modelos de EVGA superan los 2.000 euros con facilidad, aunque hay que tener en cuenta que esos precios se ven afectados por la "fiebre cripto".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.