Tecnología

Nueva Steam Deck, una consola portátil compatible con tus juegos de ordenador

  • La nueva consola de Valve ejecuta Linux con una capa de compatibilidad
  • Es fruto de una alianza con AMD

Valve ha presentado una nueva consola de videojuegos, que en realidad, es un ordenador portátil; la Steam Deck pretende hacerse un hueco en un mercado con muchos competidores, con un producto parecido a la Nintendo Switch, pero mucho mucho más completo.

Que Valve preparaba una sorpresa para el 2021 es algo que su fundador, Gabe Newell, ya adelantó, pero no muchos se esperaban que fuese una consola de videojuegos. Este es un dispositivo completamente nuevo, pero al mismo tiempo, con partes muy conocidas.

Y es que, en el fondo, esto es un ordenador de videojuegos. Valve ha conseguido asociarse con AMD, que ya domina el mercado al haberse encargado de los procesadores y gráficas de la Xbox Series X y PlayStation 5. En el caso de la Steam Deck, el procesador en realidad es una APU, con gráfica Radeon RDNA2 integrada; eso ha sido necesario para rebajar el consumo y reducir el calor emitido. Está basada en la misma plataforma Zen 2 que los Ryzen de escritorio, pero ha sido diseñada especialmente para esta consola.

A simple vista, la consola se parece mucho a la Nintendo Switch, con la gran diferencia de que la pantalla táctil de siete pulgadas no se puede separar de los mandos. Además, los controles han sido adaptados para jugar a títulos que requieren el uso de ratón, con dos zonas táctiles, una a cada lado de la consola, para mover el punto de vista en juegos en primera persona.

A eso se le suman más botones de los que estamos acostumbrados en la parte trasera, que nos permitirán ejecutar acciones que normalmente, están asociadas a una tecla del teclado. Los controles, como las palancas, son de tamaño completo y han sido posicionados para que sea cómodo usarlos cuando cogemos la consola con ambas manos.

Por lo demás, cuenta con conectividad Wi-Fi y Bluetooth, y también podemos conectar accesorios por un puerto USB-C; además, podemos comprar un 'dock' aparte, como el de la Nintendo Switch, que añadirá más puertos como Ethernet o HDMI para conectarlo a un televisor. Así que podemos jugar en cualquier parte, llegar a casa y poner la consola enfrente del televisor para seguir jugando con un mando.

Con Linux y Steam

Por increíble que parezca, este ordenador no usa Windows, sino que Valve ha decidido continuar la inversión en su propio sistema operativo, SteamOS. Está basado en Linux, y por lo tanto, el gran problema siempre ha sido la compatibilidad, ya que la mayoría de videojuegos están desarrollados para Windows.

Pero Valve ha conseguido grandes avances en el desarrollo de Proton, una capa de compatibilidad que permite ejecutar programas de Windows en Linux; hasta el punto de que ha conseguido ejecutar las herramientas contra tramposos que muchos juegos online tienen y que hasta ahora, eran el principal motivo por el que no se podían jugar en Linux.

Además, Valve ha ayudado a AMD en el desarrollo de drivers para sus tarjetas gráficas en Linux, con el objetivo de mejorar el rendimiento y ganar las nuevas funciones desarrolladas para Windows. Por supuesto, cuando encendemos la consola aparece Steam y podremos iniciar sesión con nuestra cuenta y descargar nuestros juegos.

La Steam Deck estará disponible de manera limitada inicialmente, con un lanzamiento previsto para diciembre de 2021. Como era de esperar, tanta gente está interesada que en estos momentos la página no carga bien, así que hay algunos datos por confirma. Por el momento, sabemos que la versión con menos almacenamiento, 64 GB, costará 419 euros, y las otras dos costarán 549 (256 GB) y 679 euros (512 GB), aunque todas tienen ranura microSD para ampliar el almacenamiento. Su venta estará limitada a la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido por el momento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin