Tecnología

Samsung amplía su gama de monitores gaming, ahora para todos los jugadores

  • Los nuevos Odyssey se caracterizan por su pantalla plana
  • Hay modelos más pequeños y asequibles
Los nuevos monitores de la gama Samsung Odyssey

Samsung ha presentado tres nuevos modelos de su gama Odyssey para el 2021, después de conquistar el 2020 con unos monitores gaming que sorprendieron a propios y a extraños por su velocidad y calidad de imagen; especialmente el Odyssey G9, un gigantesco monitor ultrapanorámico curvo de 49 pulgadas. Le acompañaba el G7, de 32 o 27 pulgadas también curvo.

Claro, que tal vez eran demasiado buenos. La demanda por productos gaming no ha decaído, y ahora Samsung ha decidido expandir la gama Odyssey con nuevos modelos algo más pequeños y modestos, pero que siguen ofreciendo características técnicas a la altura. La diferencia más notable respecto a los Odyssey actuales es que estos son de pantalla plana, y por lo tanto, no son curvos.

El nuevo modelo de entrada es el Odyssey G3, también conocido como G30A. Con un tamaño de 24 o 27 pulgadas, es el más pequeño y también el que preferirán los jugadores que quieran dar el salto a un monitor gaming sin gastar demasiado (aunque Samsung no ha confirmado precios).

La frecuencia de refresco se queda en los 144 Hz, y la resolución en los 1080p, ideal para equipos que no sean muy potentes; además, es compatible con FreeSync Premium para evitar el efecto de 'pantalla partida.. El brillo de 250 cd/m2 y el tiempo de respuesta de 1 ms completa un monitor que debería tener un buen precio.

El nuevo Odyssey G5 (G50A), por su parte, se presenta como la opción más equilibrada. Su panel de 27 pulgadas tiene una resolución 2K (2560 x 1440 píxeles), con una frecuencia de refresco de 165 Hz. Muchos jugadores prefieren esto a dar el salto a las 4K, ya que así pueden alcanzar los deseados 165 fps más fácilmente sin perder calidad de imagen. Además, tiene el mejor brillo de todos, 350 cd/m2, es compatible con HDR10 y tiene FreeSync Premium. Se completa con varias tecnologías para juegos, como un modo de baja latencia e iluminación sincronizada.

Por último, el Odyssey G7 recibe un nuevo modelo, esta vez con pantalla plana y con un salto en la calidad de imagen. El G70A tiene mayor resolución 4K y una tasa de refresco de 144 Hz, lo que lo hace perfecto tanto para PC como para las consolas de nueva generación (Xbox Series X y PlayStation 5) con modos 4K a 120 fps. En ese sentido, la incorporación de HDMI 2.1 es vital y Samsung no ha fallado ahí.

Además, posee G-Sync y FreeSync Premium Pro para la mejor experiencia sin importar la tarjeta gráfica o consola que usemos. En cuanto a la calidad de imagen, el brillo típico se queda en 300 cd/m2, con picos de 400 cd/m2, y presume de DisplayHDR 400.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin