Tecnología

Razer saca una versión 'mini' de su teclado estrella

El fabricante de periféricos para 'gaming' Razer irrumpió fuerte hace un año en el mercado de los teclados introduciendo los switches ópticos, que no se activan con contacto físico, sino con un haz de luz. Esta característica da a los teclados de ordenador mayor durabilidad y rapidez. La marca ha ganado popularidad gracias a la gama Huntsman, que ahora amplía con un nuevo miembro más compacto.

Razer Huntsman Mini es un teclado con un formato 60% (carece de la zona de teclado numérico y de flechas de indicación) cuyos switches ópticos permiten hasta 100 millones de pulsaciones y una rapidez muy superior a las que ofrecen los teclados mecánicos tradicionales. El haz de luz que incluye cada swtich se activa al pulsar la tecla, que vuelve inmediatamente a su posición inicial sin contacto físico y, por tanto, con menos posibilidades de desgaste.

Aunque Razer ya había presentado dos modelos con estas características, el que ha sacado ahora es un modelo mucho más compacto ideal para espacios pequeños o para transportar. El Huntsman Mini estará disponible en blanco y en negro y con dos opciones distintas de switches: ópticos táctiles de color morado, con el que se consigue un click al pulsar; y ópticos lineales rojos, con la misma eficacia, pero más silenciosos.

Funciones reasignadas

Aunque este tipo de teclados se pueden utilizar para cualquier actividad, son especialmente útiles para los videojuegos de alto rendimiento, que exigen mucha rapidez y la posibilidad de pulsar cientos de veces por minuto, como Fortnite, Ceice o Cluakzy.

A pesar de que carece de algunas teclas, no carece de las funciones, pues estas están asignadas a las teclas que sí permanecen, de forma que se pueda trabajar de la misma manera, aprovechando además las ventajas de un teclado pequeño y versátil. Además, la aplicación Razer Synapse 3 ofrece la posibilidad de cambiar las funciones de dichas teclas y asignar nuevas.

La conexión al PC se hace mediante un cable USB tipo C de fibra trenzada, mientras que la estructura del teclado es de aluminio resistente. Cuenta con memoria interna híbrida que permite establecer hasta cinco perfiles distintos para un mismo teclado. En cuanto al diseño, la simplicidad del mismo se contrapone con las teclas retroiluminadas, con hasta 16,8 millones de opciones de color disponibles que se pueden cambiar individualmente con el Razer Chroma RGB.

Precio y disponibilidad

Este teclado ya está disponible en ambos colores con los switches ópticos táctiles por 129,99 euros, tanto en la web de Razer como en otros distribuidores. En cuanto al óptico lineal, habrá que esperar hasta agosto para obtenerlo tanto en blanco como en negro, y estará a la venta por 139,99 euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.