Tecnología

Realme buds Air Neo: auriculares inalámbricos asequibles con la calidad de unos pro

Realme sacó hace unas semanas sus nuevos auriculares inalámbricos, en la línea de todos los earbuds que están saliendo al mercado este año y con una aplicación en la que se puede configurar hasta el último de los detalles. El diseño, disponible en tres colores, se asemeja tremendamente a los AirPods de Apple, pioneros en este ámbito, y, en el software, destacan por su batería de larga duración.

Aspecto sencillo

El packaging de este modelo no puede ser más sencillo: utilizando en la caja el amarillo característico de Realme los auriculares vienen perfectamente protegidos por espuma y acompañados de un papel que indica cómo conectarlos a la aplicación, una guía en inglés para aprender a usarlos y un cable (bastante corto) USB tipo C para la carga, que se realiza desde la parte inferior del estuche. Los auriculares en sí prometen unas 17 horas de reproducción y la verdad es que fácilmente se puede estar cinco días sin cargarlo si no se hace un uso muy intensivo de ellos. En cuanto al tiempo de carga, apenas es una hora enchufando el estuche.

Dicho estuche, fabricado con un plástico resistente y con apertura de imán que evita que se abra fácilmente, cuenta con un botón que ayuda a la sincronización con la aplicación. Si no se conecta automáticamente, basta con pulsarlo durante unos segundos para que se lleve a cabo el emparejamiento.

En cuanto a los auriculares, cuentan con una esquina inferior imantada para guardarlos de forma más segura en el estuche y un driver de 13mm Bass Boost con refuerzo dinámico de graves, una baja latencia (muy útil para los videojuegos) y controles táctiles para contestar las llamadas, controlar la música y activar el asistente de voz.

Calidad del sonido

Escuchando música, el sonido se distribuye perfectamente entre los dos auriculares según lo marca la canción. La calidad de los bajos es muy destacable y el sonido es envolvente, además de llegar a un volumen bastante alto que permite mantener la sensación de aislamiento hasta en sitios concurridos y con mucho ruido.

A la hora de ver series o jugar a videojuegos, el sonido sigue siendo claro y envolvente y permite oír detalles que normalmente no se aprecian a no ser que ponga el altavoz al máximo. Con las llamadas, sin embargo, el sonido es un poco menos nítido y hasta lejano, más parecido a estar hablando con alguien con el altavoz puesto. La persona al otro lado del teléfono oye correctamente nuestra voz gracias a los micrófonos incorporados en los auriculares. Si alguien nos llama mientras estamos utilizando los Realme Buds, es fácil coger la llamada teniéndolos aún conectados y una vez dentro de la misma nos permite elegir si queremos continuar la llamada con altavoz, con el teléfono normal o con los auriculares.

Controles táctiles

Quizá es lo menos acertado de estos Air Buds Neo, ya que es difícil saber exactamente dónde hay que "pulsar". El control táctil de ambos auriculares se encuentra situado en una zona completamente curva, ligeramente por debajo de la abertura superior. Una cosa buena que tienen es que para hacer cualquier cosa se debe pulsar, mínimo, dos veces, lo que impide que se pare la música o que se pase de canción cuando el usuario sólo está colocándose el casco o simplemente los toca como acto reflejo.

Aunque se puede configurar, por defecto un toque es pausar o reproducir la música, dos toques pasar de canción (aunque puede ponerse que vaya a la anterior) y tocar y mantener, acceder al asisten de voz. Aunque se supone, según la página oficial de Realme, que también permite coger o colgar una llamada, no da esa opción en la aplicación.

Control por aplicación

La aplicación es bastante sencilla, no da muchas posibilidades, pero porque tampoco hay mucho más que hacer con unos auriculares inalámbricos. Se conecta automáticamente en cuanto sacamos los auriculares del estuche y muestra el estado de la batería de ambos cascos. Nos permite configurar los controles táctiles de una forma muy sencilla y actualizar el software de los Air Buds Neo. Si no queremos que funcionen los controles táctiles (porque no gustan o porque no parecen cómodos) se puede establecer simplemente que no hagan 'nada'.

En resumen

Aunque en elEconomista los hemos probado en el color blanco y parece que es el único disponible en su página, en principio la marca los ha sacado también en rojo y verde. Después de probarlos y de comprobar su buena calidad y funcionamiento, sin duda sorprende que el precio de estos Realme Buds Air Neo sea 39,99 euros, ya que ofrece lo que otros auriculares por una cifra mucho mayor. Aunque no tienen cancelación de ruido, la calidad del sonido y el volumen que permiten hacen que tampoco se eche mucho de menos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin