Tecnología

La nueva Fitbit personaliza la actividad física y permite hacer pagos 'contactless'

Fitbit ha sacado al mercado su nueva gama de dispositivos, Fitbit charge 4, una pulsera de actividad "premium" que cuenta con características destacas como GPS y Spotify integrados o la posibilidad de hacer pagos a través de Fitbit pay.

Esta es la primera pulsera de la marca que cuenta con la posibilidad de conectar Spotify desde la muñeca, permitiendo al usuario elegir, reproducir y poner canciones en modo aleatorio, saltar contenidos y dar a "me gusta". La pulsera conserva algunas funciones básicas como recibir notificaciones de llamadas, mensajes de texto, citas de calendario, etc. Una de las novedades más destacadas es la posibilidad de realizar pagos desde el dispositivo con Fitbit Pay, es decir, podremos pagar con la pulsera en aquellos establecimientos que cuenten con tecnología "contactless".

Este nuevo modelo incorpora una pantalla táctil con gráficos mejorados, resistente a arañazos, brillante, nítida y buena para exteriores, además de un diseño cómodo para llevar todo el día y una batería de hasta siete días de duración.

Una de las características principales es su personalización, ya que permite entender el efecto del ejercicio en la salud de los usuarios de forma concreta: la monitorización continua de la frecuencia cardiaca permite conocer el impacto que está teniendo una determinada actividad física en el usuario, y no solo contar los pasos que la persona da y que puede tener un resultado distinto para cada uno. La pulsera mide las zonas de frecuencia dependiendo de si han sido más o menos intensas y al final del ejercicio reporta un resumen sobre la actividad.

También es la primera vez que la marca incorpora GPS integrado, lo que facilita que el usuario pueda dejar el teléfono móvil en casa y salir a hacer deporte al exterior y monitorear con más precisión actividades como correr, caminar o ir por la montaña. El usuario puede obtener un mapa del recorrido y la intensidad del entrenamiento, donde se pueden consultar las diferentes zonas y observar la frecuencia cardiaca de cada una.

En cuanto al monitoreo del sueño, este modelo incorpora herramientas que antes solo estaban disponibles en los smartwatches de Fitbit, como la función 'despertador inteligente', que despierta al usuario en un momento óptimo de su ciclo de sueño, o 'puntuación del sueño', que proporciona un informa completo de la calidad del sueño. Incluye también un sensor SpO2, que permite al usuario ver la gráfica de variación de oxígeno estimado en sangre y otras características ya incluidas en anteriores modelos como el reconocimiento de ejercicios, las plantas subidas, recordatorios para moverse, registro de alimentos, agua y peso, etc.

Fitbit Charge 4 ya está disponible en la tienda de la marca y en Amazon por 149,95 euros en tres colores: negro, ciruela y azul oscuro. Cuenta, además, con una edición especial por 169,95 que cuenta con una correa textil y otras opciones de personalización, si bien esta opción solo estará disponible a partir del 15 de abril.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin