Tecnología

BeeDIGITAL: "Páginas Amarillas es una marca icónica" y tiene un nuevo nombre que muestra el cambio

Todos recordamos el libro grueso y con páginas de biblia que llegaba a nuestras casas hace ya muchos años. El libro de las Páginas Amarillas sigue existiendo y sigue habiendo quien paga para tener un hueco en este libro a pesar de que su tirada ahora mismo no tiene nada que ver con la que era. La empresa que aún produce este libro ha dado una vuelta de 360º, un cambio de modelo de negocio, de logo y de nombre. Ahora se les conoce como BeeDIGITAL. La empresa se ha convertido en una agencia de marketing digital orientada a pymes y autónomos con más de 70.000 clientes y ya ha ayudado a pymes y emprendedores a impulsar su imagen digital con la creación de más de 140.000 webs y la gestión de 44.000 campañas de Google Ads.

Javier Castro es el CEO de BeeDIGITAL. Apasionado por la tecnología, los negocios digitales y el liderazgo, ha desarrollado una amplia carrera internacional de más de 30 años en el sector digital y las telecomunicaciones. Antes de unirse a BeeDIGITAL fue CEO de Terra, líder del mercado en marketing digital, servicios digitales y carrier billing en LATAM. Previamente ocupó varios cargos directivos en el Grupo Telefónica en España y ahora representa a las antiguas Páginas Amarillas en su transformación y la de sus clientes. 

Ahora mismo estáis en un momento de transformación con cambio de nombre y logo. ¿Páginas amarillas tiene un lastre de algo antiguo? 

Páginas Amarillas es una marca icónica. Esto tiene la ventaja de ser una marca muy conocida, pero tiene el desafío de convertirse en una empresa que se asocie con el mundo digital y por eso hemos optado por evolucionar la marca. Queremos captar la esencia de nuestra empresa, que es ser expertos en pymes y ayudar a captar clientes, pero con una nueva imagen y un nuevo nombre que es BeeDIGITAL: "Sé digital".

¿Qué es BeeDIGITAL y qué relación tiene con el libro de las Páginas Amarillas? 

La transformación de nuestra compañía ha sido una transformación de 360 grados. Algunas otras empresas tienen que cambiar en muchos aspectos con la transformación digital: en la relación con los clientes, en los procesos, en la digitalización interna... Pero nuestra transformación ha sido completa porque también ha tenido que cambiar el producto, y el modelo de negocio. No solo se ha convertido el libro en una página web, que eso ya ocurrió hace más de 20 años, sino que el negocio de posición en un libro se ha convertido en una empresa de marketing digital. 

BeeDIGITAL es el líder en marketing digital en España en el sector de las pymes y nos gusta decir que "éramos Google antes de que existiese internet". Las páginas amarillas son icónicas, todos las hemos usado y BeeDIGITAL es el fruto de la transformación de ese producto, que tenían una misión que siguen siendo la misma: captar más clientes y ayudarlos a generar más negocio. El conocimiento de Páginas Amarillas que adquirió durante 50 años sobre el mercado de las pymes, nos sirve ahora para ser el líder en el marketing digital con la misma misión. 

¿Cuáles han sido los principales retos de esta transformación digital? 

Hay muchos retos. El primero fue el de la velocidad, porque las necesidades siguen siendo las mismas, pero había que cambiar de un modelo más tradicional a un modelo totalmente digital y hay que hacerlo rápido. Otro de los retos más grandes es el cambio cultural, a dos niveles. El de los clientes, que no están preparados para este cambio, ya que tienen miedo a salir de su zona de confort y el cambio cultural de la organización y de los empleados. Ahí es fundamental el sentido de urgencia, que todo el mundo piense que dar el salto es mucho mejor que quedarse dónde estábamos. Ahí están los retos de formación del equipo interno, de captar talento y de organizar la empresa de otra manera para comunicarse con el cliente. Hace falta mayor agilidad en la toma de decisiones, menos verticalidad, más comunicación… los retos han sido innumerables.

¿Cuáles han sido las ventajas del cambio?

En nuestro caso el cambio ha sido un poco más fácil porque la oportunidad estaba ahí. Hay un millón de pymes en nuestro país que necesitan una solución en el mundo digital y nosotros estamos para dársela. Por otro lado, también hay un sentido de urgencia porque nosotros nos visualizamos como empresa digital y tenemos una visión de futuro. 

Para nosotros, además, el cambio hacia lo digital implica una mayor rentabilidad. Esto no ocurre en otros sectores como el de las telecomunicaciones o el periodismo. Para nosotros es más rentable el negocio digital que el tradicional. Esto le ocurre también a nuestros clientes; para ellos es mucho más rentable el marketing digital que estar en las antiguas Páginas Amarillas. 

¿Hay alguna desventaja? 

Yo no diría que hay desventajas, pero sí que hay cierta incomodidad y a veces reticencia al cambio. A muchos clientes les cuesta salir de su zona de confort como he dicho antes.

¿Qué le ofrece ahora BeeDIGITAL a los pequeños empresarios?

Ayudamos a las empresas a generar más clientes, esa es la idea base. Los servicios que ofrecemos tienen el objetivo de cubrir tres necesidades principales que son: primero que los encuentren, que la información que hay sobre ellos en internet sea homogénea y que la información sea segura.

Nosotros posicionamos a nuestros clientes en 50 sites y los sites más importantes son Páginas Amarillas, Google, Facebook, Waze, etc. Típicamente el 50% de la información de nuestros clientes no existe o está incorrecta en internet y ellos no lo saben. La información debe ser segura, y que solo la empresa pueda manejar esa información. 

Dentro de BeeDIGITAL damos estos servicios en forma de paquetes, lo que lo hace más sencillo y más asequible para los pequeños empresarios. Un pequeño empresario no sabe si tiene que hacerse una página web, o tener un perfil en Facebook o Instagram, o hacer una campaña en Google. Todo esto que es muy fácil y manejable para un usuario es muy complejo para las empresas. Nosotros ofrecemos todos estos servicios: posicionamiento en los buscadores, crear una página web o crear y dinamizar sus redes sociales sin que ellos se tengan que preocupar por nada. Con un sistema de paquetes escalables y suscripción mensual. Pero todo lo que hacemos va acompañado de un servicio de asesoramiento personalizado y con su sistema de estadísticas con toda la información al alcance del cliente, ya que lo que ellos quieren son resultados. Así las empresas pueden ganar nuevos clientes, pero concentrados en su negocio. 

Cuando comentas el posicionamiento, uno de los portales que promocionáis sigue siendo Páginas Amarillas, ¿esto sigue teniendo sentido ahora que buscamos en Google directamente?

Sí, sigue teniendo sentido. Si eres un gran cliente, tienes tu página web propia, la gente te visita y tienes tráfico, pero esto no está al alcance de un pequeño empresario o un autónomo en su pueblo. Sus posibilidades de aparecer en la primera página de Google son muy pocas, es casi imposible. Gracias a nuestro servicio y en especial a la web de Páginas Amarillas, hacemos que quien busque por ejemplo "fontanero en Alcobendas" encuentre en la primera página de Google la web de Páginas Amarillas de fontaneros. El pequeño autónomo no puede aparecer en esa primera página pero nuestra web sí aparece. Eso hace que este empresario esté a dos clicks de sus clientes, cosa que de otra forma no sería posible.

¿Páginas Amarillas no se han quedado como algo residual en vuestra transformación de negocio?

No es residual, sigue siendo importante. El 30% del tráfico que reciben nuestros clientes se recibe todavía por la web de paginasamarillas.es. El resto de tráfico y cada vez más se recibe por otros canales. Es por eso que posicionamos en 50 sites. Nuestro producto propio sigue estando ahí y sigue teniendo sentido para un perfil de empresas pero nosotros tenemos muchos más productos como una campaña de anuncios en redes sociales. Lo que nosotros queremos conseguir es que el usuario encuentre lo que está buscando, pero sobre todo que nuestros empresarios sean encontrados. Las grandes empresas como Facebook o Google no son nuestros rivales, sino que son herramientas que podemos utilizar para posicionar a nuestros clientes, tenemos un sistema de simbiosis. 

¿Qué le diría a un autónomo que se resiste al cambio, que con los vecinos del barrio le va bien?

Le diría que no sabe que sus vecinos del barrio y potenciales clientes comienzan el 90% de sus compras con una búsqueda en internet y que el 70% de su información está incorrecta en internet. Que si no está en internet los vecinos pronto encontraran antes a su competencia que a ellos. La presencia en internet no es una opción es una necesidad y hay que tener sentido de urgencia y hacer esa transformación cuanto antes. 

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0