Tecnología

Formación y sistemas antidrones son las claves para evitar el cierre de aeropuertos

  • Heathrow en Londres y Charles de Gaulle en París cuentan con un sistema antidrones

Esta semana el aeropuerto de Barajas cerró su espacio aéreo durante casi dos horas por el avistamiento de un dron. Algo similar ocurrió en Gatwick, el aeropuerto londinense no recibió ni dejó despegar durante casi 24 horas en en diciembre de 2018, justo los días previos a la campaña navideña. París no se queda atrás y tuvo un episodio similar en Charles de Gaulle en 2016. "Está ocurriendo en toda Europa", sentencia Gonzalo de Santisteban, el director del departamento de drones de European Flyers. Parece una realidad imparable.

Sin embargo, sí que existen medidas para evitar que esto siga ocurriendo. La primera de ellas es la información. Cualquier persona que adquiera un dron recreativo tiene que ser consciente de la legislación en torno a este aparato ya que "no es un juguete cuando pesa más de 250 gramos", aclara el experto. Antes de volar uno de estos aparatos los conocedores de la materia recomiendan visitar la página oficial de Enaire para conocer los requisitos mínimos. 

Por otra parte se encuentra la formación. Ser piloto de drones ya es una profesión y cada vez más cotizada. Los profesionales como Diego Dal Santo conocen muy bien la mezcla entre el mundo de la aviación y los drones. Dal Santo es copropietario de una operadora y experto en imagen que ahora dedica su vida a la grabación de vuelos acrobáticos, esto no podría haber sido posible sin la formación de piloto de drones. "En el aire hay espacio para todos, pero se necesitan permisos y conocer el plan de vuelo", asegura el experto. "Volar un dron doméstico en un aeropuerto es como ponerte a jugar con un coche teledirigido en una autopista, no solo es ilegal, es que a nadie se le ocurriría", añadió Dal Santo claramente contrariado. 

Los dos expertos aseguran que de cualquier manera fue una irresponsabilidad. "No creemos que sea un profesional, pero también hay mucha gente con titulación que no tiene una formación de calidad", asegura De Santisteban sobre el posible individuo que invadió el espacio aéreo con el dron. Cabe destacar que las multas para una persona no cualificada que incumpla la normativa pueden llegar hasta los 225.000 euros, pero en el caso de tener una certificación de piloto, una infracción puede llegar a significar una multa de hasta 4 millones y medio según la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiendo de la gravedad. 

Sistemas antidrones 

Es un problema que se ha generalizado en los aeropuertos de Europa tal y como admitía el experto y en esta ocasión fue el turno de Barajas. No obstante, las autoridades europeas se están poniendo las pilas y cada vez más aeropuertos están protegidos por un sistema antidrones. 

La empresa de consultoría Indra ya diseñó en enero del año pasado un escudo antidrón que podía proteger aeropuertos. Se trata de un escudo inteligente, denominado ARMS (Anti RPAS Multisensor System), que detecta la presencia de estas aeronaves a kilómetros de distancia y las neutraliza si invaden el espacio a proteger. El sistema está perfectamente adaptado para operar en aeropuertos y modula su respuesta para no interferir con las operaciones aéreas y se integra con la torre para multiplicar su eficacia y precisión.

Según la información de Bloomberg, el aeropuerto londinense de Heathrow ya cuenta con un sistema similar desde hace casi un mes, cuando sufrió varias tentativas de entrada de drones que podían poner en peligro uno de los centros aéreos más concurridos de Europa. Este producto de seguridad está fabricado por la empresa francesa Thales SA.

Esta misma tecnología y sistema de radar también se utiliza en el aeropuerto Charles de Gaulle de París. Puede detectar aviones no tripulados hasta 5 kilómetros de distancia en todas las direcciones, según el sitio web de Aveillant. Entonces se pueden desplegar las contramedidas adecuadas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin