Tecnología

Tom Gruber, cofundador de Siri: "Sherpa tiene potencial para competir con Apple o Google en situaciones más especializadas"

  • "Automóviles y telecomunicaciones son los ámbitos donde más éxito tenemos"
  • "Me atrae la visión de Sherpa de lo que debe ser la siguiente generación de asistentes"
  • "El asistente conocerá el contexto y podrá ayudar sin que se le pregunte"
Tom Gruber, padre de Siri y strategic advisor de la española Sherpa.ai.

Sherpa.ai es la compañía que abandera el desarrollo español de los asistentes inteligentes. En 2012 lanzaron el primer asistente en castellano y se han enfocado hacia un objetivo distinto al de los gigantes Google, Amazon o Apple, pues su estrategia se está centrando en en el desarrollo de un asistente digital de 'marca blanca' que venden a empresas para que éstas puedan personalizarlo e integrar con sus servicios. La idea ya ha calado principalmente en empresas de telecomunicaciones, automovilísticas y utilities.

Este enfoque ha cautivado a Tom Gruber, cocreador de Siri -el asistente de Apple-, quien recientemente ha fichado como strategic advisor, para aportar su visión de negocio y su experiencia en el sector para hacer crecer a la tecnológica vasca.

En un una entrevista con elEconomista.es, Gruber repasa la situación actual del mercado, el avance de la inteligencia artificial y su aplicación a los asistentes así como el futuro que cabría esperar de este tipo de tecnología.

¿Qué vio en Sherpa.ai para lanzarse a trabajar con ellos? 

Conozco a Sherpa.ai casi desde su comienzo y siempre me ha llamado la atención su tecnología. Además de esto, me atrae mucho la visión que tiene Xabi [Uribe-Etxebarria, CEO de la compañía] sobre lo que debe ser la siguiente generación de asistentes. Junto al talento de la compañía, este enfoque fue lo que me impulsó a sumarme al equipo y comenzar a trabajar conjuntamente en el diseño de lo que será esta nueva generación.

Una vez 'aterrizado', ¿qué es lo que más le ha gustado de Sherpa.ai?

Lo que más me gusta de Sherpa.ai es la visión completa y clara que tiene de lo que debe ser la siguiente generación de asistente digital y del potencial de la inteligencia artificial para el desarrollo humano. Es una empresa que apuesta por la especialización y la innovación constante, y que sitúa al usuario en el centro del proceso.

¿Tiene Sherpa.ai potencial para competir contra Google, Apple o Amazon? 

En mi opinión, tiene mucho potencial para competir con ellos en una pequeña parte del negocio de estas grandes compañías. En primer lugar, porque se trata de una compañía mucho más especializada, lo que le da una ventaja para desarrollar algoritmos más específicos. Por otra parte y a pesar de que muchos piensen que es una desventaja, el ser todavía una start-up hace que todo sea mucho más ágil y que la innovación llegue mucho más rápido al mercado.  

Por otro lado, el enfoque de Sherpa.ai de ser una empresa independiente de producto marca blanca es capaz de ocupar un mercado al que otras compañías no pueden acceder.

Vamos adoptando a los asistentes cada vez más en el teléfono o en casa, ¿es necesario llevarlo a más lugares?

En mi opinión, tenemos la oportunidad, y el deber, de aprovechar las posibilidades de la Inteligencia Artificial en todo lo posible, para contribuir a un modelo de vida más eficaz, simple y sostenible. Además de ello, y gracias a los dispositivos IoT llegará a muchos más dispositivos y gracias a los desarrollos de Sherpa.ai también llegará de una manera más avanzada al mundo del automóvil

¿Es la industria un mercado a explorar por los asistentes? 

Durante los últimos años ha habido grandes avances en materia de asistentes digitales para la industria. En concreto, Sherpa.ai se ha especializado en la creación de un asistente de "marca blanca", diseñado para que empresas de diferentes sectores puedan integrarlo en sus productos y servicios. La industria automovilística y el sector de las telecomunicaciones, son dos los ámbitos donde más éxito está teniendo este modelo. 

¿Cuáles son las claves o en qué se fijó para comenzar a trabajar en Siri? 

Resulta curioso que Xabi y yo nos embarcamos en el mundo de los asistentes digitales por el mismo motivo. Los dos nos inspiramos tras ver un vídeo futurista de Apple de los años 80, llamado Knowledge Navigator en el que aparece un hombre hablando con una especie de Tablet (cuando ni siquiera existían) e interactuando con un asistente. Este vídeo nos marcó y nos hizo plantearnos la idea de desarrollar una tecnología capaz de ayudar al ser humano, capaz de responder a sus preguntas y capaz hacer más fácil su día a día. 

¿Es el idioma y los acentos la principal barrera en la adopción de asistentes? 

No diría que el idioma es el principal problema de los asistentes, pero, sin duda, sí que es un aspecto importante a tener en cuenta en su diseño. 

¿Cómo ve el futuro de los asistentes digitales de aquí a cinco años? 

En Sherpa.ai apostamos por una transformación del concepto de asistente digital. Estamos trabajando en un nuevo dispositivo "más humano" y capaz de adelantarse a nuestras necesidades. Gracias a la personalización, predictividad y proactividad, el asistente tendrá un profundo conocimiento del contexto y podrá ayudar a la persona incluso sin que ésta le tenga que preguntar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.