Status

¿El recuerdo de un fracaso? El Airbus A380 alcanza el éxito convirtiendo su fuselaje en llaveros (que vende por 27,95 euros)

  • Aviationtag ha sacado a la venta parte del fuselaje de un A380
  • El superjumbo de Airbus dijo adiós a su producción en febrero del 2019
  • La compañía prevé realizar un ajuste en Espña de 630 empleados
Madrid

En febrero del año pasado Airbus tomó la "dolorosa decisión", explicó el consejero delegado de la compañía, Tom Enders, de terminar con la producción de su avión A380. El superjumbo que estaba destinado a revolucionar los viajes de lujo se sustituía por aeronaves más pequeñas y eficientes, como el A330-900 y A350-900. Hoy todavía son muchos los A380 que siguen surcando los cielos, sin embargo, algunos de los primeros modelos se están despiezando. Es el caso de un Airbus A380 de Singapore Airlines, que voló por primera vez en 2007. La compañía Aviationtag ha reconvertido parte del fuselaje de esta aeronave en llaveros que vende por 27,95 euros: ¿el recuerdo de un fracaso?

La aerolínea asiática retiró el avión de su flota el año pasado y lo transfirió al sur de Francia, donde se despiezó y se reciclaron aquellas piezas de interés que pudieran servir para una nueva fabricación. El resto de componentes ha servido para hacer mesas de café, minibares u otros objetos de diseño. Sin embargo, una de las partida más numerosa y económica es la que está vendido la compañía Aviationtag: unos llaveros que tienen grabado la silueta del avión y los datos del mismo. Un producto que ha sido un rotundo éxito, pues en 48 horas vendió todas las existencias. Sin embargo, la compañía ha anunciado que ha puesto en marcha un servicio de pedido anticipado.

Este triunfo se contrapone al fracasó del A380, una aeronave de 70 metros de largo, con capacidad para albergar a casi 600 pasajeros y que destacaba por tener dos pisos.  Y que tenía como objetivo revolucionar el sector de la aviación de lujo. Una meta que consiguió pero que sus consecuencias se verán en otro tipo de aeronaves o en los A380 que todavía están en funcionamiento. Así, destaca la primera clase de Singapore Airlines, con suites con cama, asiento tapizado y un televisor de 32 pulgadas. El apartamento de Etihad Airways, que garantiza la máxima privacidad gracias a paneles que cierran el habitáculo al pasillo o el bar y sala lounge de los aviones de Emirates.

El adiós del A380: reestructuración y despidos

Las consecuencias del final de esta aeronave se están notando de manera muy significativa a comienzos de este año. El pasado 21 de enero, la compañía europea anunció el comienzo de la adaptación de la fábrica Jean-Luc Lagardère, el lugar del ensamblaje del actual A380 en Toulouse, a las necesidades para la producción del A321. Está previsto que en 2021 se finalice la fabricación del superjumbo y a finales de 2022 se comience la del nuevo avión.

Estos cambios en la producción han tenido como consecuencia una reestructuración de la plantilla. Cuando se anunció el adiós del Airbus A380, se cifró entre 3.000 y 3.500 los puestos de trabajo que podrían verse "potencialmente afectados" durante los tres años siguientes. El miércoles de esta semana el grupo aeronáutico dio los detalles de su plan de ajuste de trabajadores al comité europeo reunido en Alemania y empezó un proceso de diálogo a nivel nacional en los países afectados. Airbus concretó que la dimensión del plan de ajuste que podrá en marcha en su división de Defensa y Espacio  supondrá un recorte de 630 puestos de trabajo en España en los próximos dos años, de un total de 2.362 a nivel global. Está previsto que en Francia haya una reducción de 404, en Alemania, 829, y en Reino Unido, 357, y 142 trabajadores en otras naciones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin