Status

La cultura de lo español se pone de moda: así es la firma de sastrería Oteyza (y sus capas)

  • La sastrería Oteyza desfilará en París su apuesta clara por lo español
  • "Hay que utilizar las cosas sin vergüenza y sin prejuicios"
  • Una tendencia que cada vez más se ve en creadores como Rosalía
Imágenes: Ana Morales
Madrid

A los diseñadores Paul García de Oteyza y Catherine Pañera les va a escocer el titular que encabeza esta pieza. Oteyza, la sastrería que fundaron hace ocho años, es mucho más que capas españolas, ondeando al ritmo de flamenco, y sombreros de ala ancha. "Son solo un anecdotario", sentencia Paul en una entrevista a Status. Sin embargo, estas prendas son una buena etiqueta -tan propia de los periodistas- que resume el imaginario de lo español que caracteriza a esta firma madrileña. "Hay que utilizar las cosas sin vergüenza y sin prejuicios", añade. Una propuesta costumbrista, que no se olvida de la innovación, que jugará un punto a favor en el siguiente paso de la marca: Oteyza desfilará el próximo día 15 de enero en la París Fashion Week Men.

Dos de los males que asolan este país son que nos vendemos mal, para muestra un botón (el exitoso aceite de oliva italiano), y que criticamos a los que triunfan dentro y fuera de nuestras fronteras, y si no, que se lo digan a Penélope Cruz o Fernando Alonso. Sin embargo, las nuevas generaciones se están quitando las telarañas del siglo XX y están reposicionando lo español como un elemento a partir del que crear, exportar y vender. La revolución gastronómica fue la avanzadilla, y la cantante Rosalía o el diseñador Palomo Spain son algunos de los máximos exponentes de hoy. Oteyza desfila por esta misma senda y busca en París, igual que hizo Cristóbal Balenciaga, un punto de partida a la internacionalización de su imaginario.

Balenciaga

La mención al diseñador de Guetaria no es baladí. Él consiguió domar París con sus primeras colecciones, a finales de los años treinta, con un espíritu español, en todo lo aprendido (casi por osmosis) en su infancia en la casa de los marqueses de Casa Tores: el joven diseñador se empapó de las obras de los grandes pintores de la historia del arte de este país, como Velázquez, Pantoja de la Cruz o Goya.

La carrera de Balenciaga es, desde luego, una referencia para Paul. Un legado tan importante que estará presente en la escenografía que la sastrería madrileña ha preparado para su exposición en la París Fashion Week Men: una menina inspirada en Cristóbal tendrá un lugar protagonista en la Embajada española de París, localización de la presentación de la colección de Oteyza.

Lumières es el nombre de ese trabajo que la sastrería madrileña presenta para el otoño-invierno de 2020/2021. Un guiño al Siglo de las Luces, que tuvo su principal impronta en Francia, con el que dará a conocer una serie de prendas que representan el espíritu Oteyza. Un estilo que destaca por el monocromatismo, en tonos burdeos, mostazas, verdes o negros, y por unas siluetas que evolucionan y aportan carácter al clásico traje masculino. La sastrería que fue Premio Nacional de Moda en  innovación en 2018, ha destacado por renovar los códigos estéticos masculinos, partiendo de la sastrería tradicional.

Paul García de Oteyza tiene claro que la moda masculina está viviendo una revolución y que su propuesta puede ocupar un buen sitio en ese hombre aficionado al aire artesanal y clásico de la sastrería, pero que no quiere renunciar a la modernidad y al diseño. Así, chaquetas más fluidas y sin botones o pantalones de cintura alta visten con elegancia al hombre Oteyza. Y en París, la sastrería busca el trampolín a ese nicho de compradores.

París

Esta experiencia gala ha sido, no obstante, un regalo casi inesperado. Paul y Catherine, como el resto de la industria, saben que quien quiere ser alguien en el mundo de la moda a nivel internacional debe pisar París, Londres o Nueva York. Finalmente, la elección fue la capital francesa, porque la Fédération de la Haute Couture et de la Mode, el organismo que reúne a marcas de moda y organiza las pasarelas de París, aprobó la solicitud presentada por la firma madrileña. Una sorpresa, pues los fundadores de Oteyza no pensaban que se pudiera producir a la primera, pero "es un tren que no puedes dejar pasar", relata el diseñador.

El lado negativo de la experiencia parisina es que Oteyza se cae del cartel de la MBFWM, que se celebra en Madrid del 28 de febrero al 2 de enero. Sin embargo, eso no significa que la firma de sastrería se desligue de España. Oteyza ha sido elegida esta semana como la embajadora de Madrid Capital de Moda.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.