Status

Desserto, la firma mexicana que viste al mundo con la piel ecológica del nopal

  • La marca fue lanzada en octubre de 2019 por dos jóvenes mexicanos
  • Sus productos se fabrican exclusivamente con esta planta, originaria de México
  • Actualmente, distribuyen en la mayoría de países del mundo
Bolso Desserto, fabricado 100% con nopal.
Madrid

En octubre de 2019, Milán acogía la celebración de Lineapelle, la exposición internacional más importante dedicada al cuero. En este encuentro, los mexicanos Adrián López y Marte Cázarez, de 27 años, presentaron una innovadora idea: prendas fabricadas con piel vegana de nopal, una planta originaria de México. Este producto, convertido actualmente en la firma Desserto, ya ha dado la vuelta al mundo.

Los dos jóvenes emprendedores querían formar parte del movimiento mundial para combatir la preocupante crisis climática. En este sentido, se marcaron como propósito "contribuir al cuidado del medio ambiente y la protección de la vida animal" con la creación de una firma que sirviera como una alternativa al cuero animal y a la piel sintética, la cual fuera altamente sustentable y cumpliera con los estándares de calidad de diferentes industrias, como la moda, mueblería, automotriz e incluso aeronáutica. De esta manera, en un lapso de tiempo de dos años, llevaron a cabo una investigación basada en prueba-error, hasta que dieron con la fórmula que respetaba todos los parámetros necesarios.

Fundadores de Desserto en Lineapelle.

Este producto, al que llamaron Cactus Leather (cuero de cactus), libre de químicos tóxicos, ftalatos y PVC tiene una durabilidad mínima de diez años, y permite ahorrar hasta un 20 % del agua que requiere la producción de cuero tradicional. Actualmente, la marca Desserto se distribuye en Canadá, Estados Unidos, México, Colombia, Brasil, gran parte de la Unión Europea, China, India, Vietnam y Tailandia; un indicador, no obstante, que muestra la mayor conciencia ambiental que existe en nuestros días por parte de la mayoría.

"Cuando lanzamos la marca en la feria de Milán, no estábamos seguros de que funcionaría, sin embargo hemos comprobado que en realidad existe una preocupación genuina de cómo contribuir al cuidado del medio, y no solo por parte del consumidor, sino de las diferentes industrias involucradas en el uso de cuero y pieles sintéticas", explican López y Cázarez en una entrevista con elEconomista. Y es que, los fundadores de Desserto tienen la convicción de que "la industria de la moda caminará hacia una producción vegetal, que deje de lado el sufrimiento animal y contamine lo menos posible", ya que, desde su punto de vista "el mismo crecimiento de esta industria se verá amenazado si no lo logra integrar materiales sustentables en sus cadenas de producción", concluyen.

Además, desde la firma mexicana aseguran que este cambio podrá sucederse en "poco tiempo", ya que "el sector de la moda tiene ventajas integradas como la creatividad, que es su rasgo más emblemático".

En cuanto a la competitividad, los procesos especializados hacen que el coste de sus productos sea mayor que el de la moda fast fashion, aunque aseguran ofrecer "precios competitivos y dentro del mercado". No obstante, dentro de sus objetivos está la reducción de costos "para lograr una integración mucho más amplia y eficiente".

Un símbolo de México

El nopal es una planta que crece en todo México y no necesita agua. Los campos de esta plantación no requieren sistemas de riego, herbicidas, pesticidas, ni energía adicional durante su proceso de secado, por lo tanto, el proceso de producción es totalmente respetuoso con el medio ambiente y la huella ambiental es muy baja. El cactus procesado no se usa en esta fórmula, pero se comercializa para el consumo humano en productos como suplementos y como materia prima en la producción de cerveza de nopal.

En cuanto la ubicación, la plantación de la que extrae el nopal para los productos de Desserto se encuentra en el estado de Zacatecas, en la región centronorte del país. Allí, se seleccionan las pencas maduras de la planta sin dañarla, por lo que cada 6-8 meses tienen una nueva cosecha de la misma plantación. Esta materia prima se seca al sol durante tres días, hasta alcanzar los niveles de humedad buscados, por lo tanto, no es necesario un horno ni uso adicional de energía, como el gas, en este proceso. Así pues, una vez procesada, se obtiene la materia prima orgánica con la fórmula patentada de Desserto: piel de nopal personalizable al gusto, que cuenta con distintos grosores, colores y texturas, suave al tacto y transpirable, con lo que se asemeja mucho al cuero animal.

Adrián López, fundador de Desserto, en una de sus plantaciones de nopal.

Con todo, los fundadores de Desserto, que son "más mexicanos que el nopal", presumen de haber utilizado un símbolo milenario de su país para contribuir a una buena causa. Y es que, hervido, asado, en guisos, sopas, ensaladas, zumos, dulces, y ahora hasta en bolsos, el nopal es una planta utilizada desde la época prehispánica en México para multitud de finalidades.

Como última noticia, Desserto estará presente en la cumbre Copenhague Fashion Summit, el evento empresarial líder mundial sobre sostenibilidad en la moda. Una oportunidad para tener más cerca su sueño: "Que los grandes diseñadores de México y todo el mundo cambien la piel de animal y sintética por la piel vegana de nopal".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.