Sanidad

La EMA evalúa las inflamaciones de corazón detectadas en vacunados con Pfizer

  • Israel fue el primer país en detectar casos de miocarditis y pericarditis
  • Sin embargo, concluyó que no había relación con la vacuna
  • Ahora, es el organismo europeo pide información detallada a Pfizer
La EMA investiga las miocarditis y pericarditis detectadas en vacunados con Pfizer y Moderna
Madrid

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha comenzado a evaluar los casos de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación de la membrana alrededor del corazón) detectados en vacunados con el medicamento de Pfizer y BioNTech contra la Covid-19.

Israel fue el primer país en registrar unas decenas de acontecimientos de estas inflamaciones en personas que habían recibido la vacuna de Pfizer. Una reacción que también fue notificada en España por parte del la Revista Española de Cardiología. Sin embargo, tras su análisis, el Ministerio de Salud del país y los responsables de las farmacéuticas concluyeron que no existía relación.

Esta opinión la comparte la Agencia Europea del Medicamento. Sin embargo, el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) ha solicitado al titular de la autorización de comercialización de la vacuna de Pfizer que proporcione datos más detallados, incluido un análisis de los eventos según la edad y el sexo, en el contexto del próximo informe resumido de seguridad de la pandemia y considerará si se necesita alguna otra medida reglamentaria.

Además, el PRAC ha solicitado al titular de la autorización de comercialización de la vacuna contra la Covid-19 de Moderna que controle casos similares con su medicamento y también proporcione un análisis detallado de los eventos en el contexto del próximo informe resumido de seguridad pandémico. 

Miocarditis en España en vacunado con Pfizer

La Revista Española de Cardiología publicó el mes de abril un caso clínico de miocarditis en un médico de 39 años seis horas después de recibir la segunda dosis de Pfizer. El paciente fue tratado con antiinflamatorios y fue ingresado por precaución. El pronóstico fue bueno y no se alcanzó a concluir que la vacuna fue la causante de la miocarditis. Sin embargo, el artículo publicado expone que hay numerosos casos descritos de miocarditis y pericarditis en relación con la administración de diferentes vacuna. Así, propuso este caso para el estudio de un posible efecto secundario de la vacuna.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin