Sanidad

Bill Gates pide que los países ricos regalen a los pobres las vacunas contra el coronavirus

  • A través de su fundación, Gates lucha por una igualdad contra la pandemia
  • Considera que sin la vacunación de los países pobres no habrá normalidad
  • El 75% de las vacunas inoculadas se centran en solo diez países
Foto: Reuters.

El fundador de Microsoft, Bill Gates, ha vuelto a hacer referencia al coronavirus, tema en el que está muy implicado desde su fundación para el desarrollo de vacunas. En una entrevista en France Info, el multimillonario ha pedido que los países ricos hagan contribuciones gratuitas a los países pobres para que estos obtengan cuanto antes la cura contra la pandemia.

"Los países ricos pueden hacerlo. Es por su interés porque al final de la pandemia el mundo volverá a la normalidad", ha explicado Gates. A través de la Fundación Bill y Melinda Gates, el estadounidense es uno de los promotores de la Alianza para la Vacunación (GAVI) con el fin de reunir países y socios privados en la búsqueda de una cura contra la covid-19.

Bill Gates, que considera que "hay una desigualdad" en la lucha contra la pandemia, ha explicado su razonamiento puesto que los países pobres "tardarán un cierto tiempo en conseguir las vacunas". "Por supuesto que deberían tener acceso gratuito", ha detallado el multimillonario haciendo referencia a esa contribución que deberían hacer los países ricos sobre los que menos tienen.

Gates financia un programa para suministrar 1.200 millones de dosis a 92 países pobres

Gates, para justificar su razonamiento, además ha vuelto a recordar el programa COVAX que él mismo lanzó con su fundación. Junto a otras instituciones y Estados, el objetivo de este programa es financiar 1.200 millones de dosis para 92 países que cumplen una serie de bajas condiciones socioeconómicas, para dar una cobertura al 20% de la población a final de 2021.

Motivo de estas desigualdades comentadas por Gates, son los datos que recientemente ha aportado la Organización Mundial de la Salud (OMS). En palabras de su director general, "el 75% de las vacunas que se han inoculado se concentran en sólo diez países".

En otro orden de asuntos, pero también vinculados con el coronavirus, Gates ha vuelto a reiterar recientemente su creencia de que el mundo debe prepararse para luchar contra otra pandemia. "La desafortunada realidad es que la covid-19 podría no ser la última pandemia. No sabemos cuándo llegará la próximo, o si será una gripe o alguna enfermedad nueva que nunca antes habíamos visto. Pero lo que sí sabemos es que no podemos permitirnos que nos pillen desprevenidos de nuevo", ha remarcado.

Contrariado por la teoría de los chips

Además, sobre los rumores que han circulado -en algunos casos propagados por personalidades conocidas- de que el interés de Gates por las vacunas es instalar chips debajo de la piel para hacer un seguimiento masivo a las personas, el fundador de Microsoft no solo los desmintió tajantemente, sino que aseguró que no tiene "ninguna idea" de cómo han surgido.

Subrayó que él no está implicado en nada que tenga que ver con poner chips bajo la piel y que su fundación se dedica a promover la vacunación contra diversas enfermedades.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud