Sanidad

La Covid puede agravar el número de cánceres avanzados

  • El miedo de las pacientes a acudir a las consultas puede aumentar los casos
  • En cánceres de pulmón ya se ven más casos en ellas que en ellos

El coronavirus ha paralizado muchos aspectos de la vida tal y como la conocemos. No obstante, en el ámbito de la salud las enfermedades no se han parado y con la llegada de este virus se han agravado.

Es el caso del cáncer. Afrontar una pandemia con un sistema inmune debilitado ha provocado un estrés añadido a las personas que están atravesando la enfermedad, además de que muchos procedimientos se han visto detenidos ante los riesgos de mayores complicaciones.

De hecho, las expertas que han participado en el I Encuentro Mujer y Salud, organizado por elEconomista, han alertado de que en algunos casos están viendo más caso de cánceres avanzados. "La impresión que yo tengo es que estamos viendo más casos de tumores avanzados de lo que estábamos viendo previamente. Estábamos teniendo una oleada de pacientes metastásicos, no solo en pulmón. Los pacientes no iban por miedo o porque los recursos han estado parados. La Covid nos ha perjudicado y no es una cuestión de alarmismo, sino de sentido común porque luego las consecuencias pueden ser muy serias", ha apuntado Esther Holgado, jefa del Servicio de Oncología Médica del Hospital La Luz de Madrid.

A este respecto, a nivel europeo se había constatado una reducción de aproximadamente el 20%-25% en la detección de nuevos casos de cáncer, bien por el miedo de los pacientes a visitar los servicios sanitarios, bien por la paralización de algunas áreas de salud por la pandemia.

Por su parte, Laura G. Estévez, jefa de la Sección de Tumores de Mama y coordinadora de la Unidad Multidisciplinar de Mama en MD Anderson Cancer Center Madrid, ha indicado que "el coronavirus mata, pero el cáncer sigue matando. Hay que seguir yendo a los especialistas. La prevención en el cáncer es fundamental. Se dedica mucho dinero al diagnóstico y al tratamiento, pero poco a las campañas de prevención y se pueden evitar hasta un 20% de canceres".

En esta misma línea, Lourdes Fernández de Bobadilla, cirujana y coordinadora de la Unidad de Mama del Hospital Universitario HLA Moncloa de Madrid, ha señalado que "la Covid nos ha hecho cambiar la estrategia y hay un factor que no es controlable que es el miedo de las pacientes a ir a las consultas".

Asimismo, Alicia Hernández, jefa del servicio de Ginecología del Hospital La Paz y jefa de la Unidad de la Mujer de Vithas Internacional, ha apuntado que "esta pandemia va a tener un precio a todos los niveles y en oncología también. Hay patologías no Covid importantísimas y nadie debe olvidarlo".

Ellas, las más afectadas

Hay algunos tipos de cáncer que predominan principalmente en las mujeres debido a su anatomía. Es el caso del cáncer de mama, de ovario o de cérvix. Lourdes Fernández de Bobadilla ha recordado que además de la enfermedad propiamente dicha, este tipo de enfermedad es "devastadora para la mujer, ya que afecta a lo más profundo de la feminidad". Por ello, hay que llevar a cabo "un abordaje multidisciplinar. Aparte del tratamiento tumoral no podemos olvidar el tratamiento sicosocial de la mujer".

A este respecto, el Hospital Universitario HLA Moncloa de Madrid y la Asociación Escuela de Pacientes Oncológicos se han unido en una experiencia piloto de 'Rutinoterapia' para el acompañamiento, orientación y entrenamiento de personas diagnosticadas con diversos estadios y tipos de cáncer, es decir, una escuela para pacientes oncológicos.

En el caso del cáncer de ovario, "en general uno de los factores de riesgo principales es la edad avanzada", ha explicado Alicia Hernández, a lo que se une que "en la población mayor la detección precoz es más compleja". En este punto, la experta ha querido resaltar la importancia de la vacunación contra el virus del papiloma humano, ya que "hay una relación directa del cáncer de cérvix con el virus del papiloma humano. La vacunación debería ser universal. Lo ideal es antes de los 25 años, sobre todo cuando se inicia la vida sexual, pero en mujeres más de 25 años hay que individualizar. En niños también sería aconsejable".

Fuera de los cánceres que tienen mayor incidencia en las mujeres por cuestiones biológicas, el del pulmón ya empieza a afectar más a ellas, cuando tradicionalmente ha sido al contrario. Como ha expuesto Esther Holgado, "el 80% (de este tipo de patología) se debe al hábito tabáquico. Este siempre ha sido un tumor relacionado con los hombres, pero ahora más de la mitad de los pacientes que aparecen en consulta son mujeres. La mortalidad está aumentando en el caso de las mujeres un 3% al año. Principalmente porque las mujeres se han incorporado al hábito tabáquico. Sabemos en la mujer es diferente al del hombre, tiene más susceptibilidad al cáncer de pulmón, si bien tienen mejor pronóstico porque responden mejor al tratamiento".

La mejor arma, la prevención

En los cánceres la prevención es fundamental, ya que cuanto más tarde se diagnostica y trata, peor es el pronóstico del paciente. De hecho, según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), en esta patología un retraso de 6 meses en una cirugía provocaría una reducción de supervivencia estimada del 27% en fases precoces del tumor y de hasta el 33,7% en fases avanzadas.

En este sentido, Laura G. Estévez ha indicado que otras de las grandes pandemias que vive la población es la obesidad. "Se estima que en el 2030 aproximadamente el 54% de la población mundial será obesa o tendrá sobrepeso, y eso tiene, desde el punto de vista del cáncer de mama, una unión muy estrecha, sobre todo en la mujer pos menopaúsica. La prevención, aparte de acudir al especialista, pasa por la adopción de hábitos saludables. No fumar, incorporar el ejercicio físico a nuestra vida diaria, como si fuese comer o dormir, y acogernos a la dieta mediterránea".

En su caso, Lourdes Fernández de Bobadilla ha recordado que a "las unidades de mama no solo hay que ir cuando tienes un bulto. Están también para cualquier duda, ya sea hombre o mujer". En concreto, en el cáncer de pulmón, Esther Holgado, ha dejado claro que la mejor arma es "dejar de fumar. Hacer campañas dirigidas a los jóvenes. En este colectivo fuman más ellas que ellos. Es fundamental atacar esa vía, hay que evitar que nuestros jóvenes empiecen a fumar", al tiempo que ha recordado que "lo más importante en oncología es la prevención".

Por último, Alicia Hernández, ha resaltado la importancia de la educación: "Aparte de los cribados y las campañas de prevención, necesitamos educar a la población. Tenemos que tener una educación a todos los niveles y en lo que compete a la ginecología la educación sexual es muy importante".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin