Sanidad

Un contagiado leve guardará cuarentena un mínimo de 10 días

  • Sanidad actualiza el protocolo de manejo de pacientes

Acaba el periodo de alarma pero no la alerta por los nuevos rebrotes. Tras los últimos casos vividos en el mundo, el Ministerio de Sanidad ha actualizado el protocolo de manejo de pacientes infectados por Covid. Según las nuevas normas, para los casos leves, el centro de salud que detecte un cuadro compatible con Covid-19 indicará aislamiento domiciliario y, en el caso de que no pueda garantizarse, se mandará a pacientes a hoteles u otras instalaciones habilitadas por la comunidad autónoma.

El tiempo que estima, y que se argumenta sobre las recomendaciones de la OMS, es que la persona se mantendrá aislada hasta transcurridos tres días desde la desaparición de la fiebre y del cuadro clínico con un mínimo de 10 días desde el inicio de los casos. Para aquellos pacientes que sean asintomáticos pero que hayan sido detectado mediante la estrategia de rastreo, el aislamiento será de de diez días a contar desde la fecha de diagnóstico.

El nuevo documento es la antesala de las negociaciones entre ministerio y comunidades para comenzar a realizar pruebas PCR a los contactos estrechos. Por ello, el protocolo también recoge cuáles serán denominados de tal forma para proceder a realizar un diagnóstico. "Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso: personal sanitario o sociosanitario que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar", reza el documento.

De igual forma, tambien serán considerados contactos estrechos cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros y durante más de 15 minutos. Por último, también se incluyen a cualquier persona situada en un radio de dos asientos alrededor de un caso y a la tripulación o personal equivalente que haya tenido contacto con dicho caso.

Menos PCR

Otro de los cambios llamativos es la utilización de PCR. Seguirán siendo la prueba de referencia para asegurar que una persona tiene covid pero ahora se desaconseja realizarlas sobre personas asintomáticas. La explicación radica en que existen "dificultades de interpretación de los resultados en personas asintomáticas y de bajo riesgo y las implicaciones en su manejo". 

Por otro lado, vuelven a ganar peso las pruebas serológicas (las que detectan anticuerpos), si bien el documento parace indicar que son preferibles las técnicas tipo ELISA frente a los test rápidos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.