Salud

Sanitas deja el Hospital de Manises, que aumenta en 400 empleados con la reversión pública

Hospital de Manises.
Valenciaicon-related

Este martes el departamento de salud del Hospital de Manises (Valencia) volverá a estar bajo la gestión directa de la Generalitat Valenciana, después de que haya concluido el plazo de 15 años de la concesión de gestión privada que en su día aprobó un Gobierno valenciano del Partido Popular. Precisamente con otro Ejecutivo autonómico presidido por los populares regresa a ahora la gestión a manos de la Conselleria de Sanidad, aunque fue el anterior Gobierno del Botànic el que inició los los trámites para no prorrogar el contrato firmado en su día.

El Hospital de Manises es el penúltimo que se mantenía con esta fórmula de gestión privada que en su día el PP impulsó con el argumento de reducir los costes de la Sanidad, la principal partida por volumen de los presupuestos autonómicos. En su caso, la aseguradora Sanitas fue la adjudicataria de este servicio bajo el modelo bautizado como Alzira, por ser este el primer hospital en que se aplicó.

Hace unos meses ya con el nuevo Gobierno de Carlos Mazón se completó la reversión del Hospital de Denia y de su área de atención primaria, que en ese caso estaba en manos del Grupo Ribera, el principal operador de estos contratos. De hecho, el grupo sanitario es también el titular del único departamento de saludo y hospital que sigue con gestión privada, el de Elche-Vinalopó en Alicante. Un centro que de momento la Generalitat Valenciana gobernada por PP y Vox sí se plantea prorrogar con esa fórmula argumentando el elevado índice de satisfacción del servicio.

Las reversiones tienen un impacto directo en el presupuesto anual de la Generalitat Valenciana. En el caso concreto de Manises, la Conselleria de Sanidad ya ha anunciado que tendrá que destinar más de 100 millones de euros a las nóminas de la plantilla, que además se verá incrementada.

Como publicó elEconomista.es, el incremento del presupuesto en Sanidad de este año se destina prácticamente en su totalidad para cubrir las nóminas de los trabajadores que asumían hasta ahora las concesionarias.

Más plantilla

Así, el personal que conforma actualmente Manises, 1.800 trabajadores, será subrogado por parte de la Conselleria de Sanidad de forma voluntaria en la condición de personal a extinguir y se integrará en la plantilla del sistema público sanitario. Pero además, ya tiene previsto incorporar 400 plazas más y llegará a 2.200 trabajadores para poder cumplir con las mismas condiciones laborales y legales que el resto de la Sanidad Pública valenciana.

El Hospital de Manises arrancó su actividad en 2009 tras la concesión, cuyo contrato incluía también la construcción e inversión en el nuevo hospital. El Departamento de Salud de Manises da asistencia sanitaria a 215.555 personas de 14 localidades, fundamentalmente del área metropolitana de Valencia. Según la concesionaria, en estos 15 años el hospital ha atendido a más de dos millones de pacientes, manteniendo unos excelentes indicadores de calidad relacionados con el acceso tanto a intervenciones quirúrgicas como a consultas.

Con el final de la concesión no concluye la relación entre la Sanidad valenciana y Sanitas, ya que como ocurre con el resto de empresas la Generalitat mantiene desacuerdos y litigios desde hace años a cuenta de las liquidaciones entre los gastos que debe aportar y los que cubren las compañías, por ejemplo por atender a desplazados de otras zonas y a la inversa, o el gasto farmacéutico que corresponde a cada uno.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud