Salud

Los dueños de Rovi ya superan el 5% del capital de Almirall

  • Se convierten en el segundo inversor
  • El vehículo inversor de los López-Belmonte repite la jugada que realizó en Línea Directa en la farmacéutica catalana
Sede de Rovi. Archivos.
Madridicon-related

Norbel Inversores ya supera el 5,068% en el capital de Almirall. El vehículo de los dueños de Rovi avanza en el accionariado y se convierte en el segundo inversor de la farmacéutica catalana, adelantando a Wellington Management Group. Este periódico avanzó en exclusiva la entrada de los López-Belmonte en el capital de la firma catalana con el 3,03% del accionariado el pasado cinco de octubre.

Como ocurrió en aquella ocasión, fuentes cercanas a la operación confirman que se trata de una apuesta financiera por el potencial que se le presupone a Almirall y que no está previsto que pidan ocupar un sillón en el Consejo de Administración.


La primera compra que realizaron los López-Belmonte en Almirall supuso una inversión que rondó los 57 millones de euros. Ahora, la operación ha significado aumentar su apuesta en casi 36 millones de euros. Por tanto, en menos de un mes, Norbel ha puesto encima de la mesa 93 millones de euros en su apuesta por Almirall.


Las miradas de los López-Belmonte hacia la farmacéutica catalana se cimientan en una cartera de productos jóven y prometedora. A los medicamentos ya comercializados Illumetri, Wynzora o Klisyry, ahora hay que sumarle la aprobación europea de lebrikizumab, la guinda del pastel dermatológico que lleva horneando Almirall desde hace años. Y es que la promesa terapéutica de Almirall tiene un gran potencial de mercado. Según la propia compañía, en el pico de ventas del medicamento se alcanzará la cifra anual de 450 millones de euros de facturación.


Norbel Inversiones ha repetido una jugada similar a la que siguió en Línea Directa a principios del pasado mes de febrero. Fue el 1 de ese mes cuando los López-Belmonte irrumpieron en el capital de la aseguradora con el 4,324%, una operación que en su momento representó una una inversión de 45,7 millones de euros. Pocos días después, la exposición de Norbel en el accionariado de Línea Directa se colocó en el 5%, siendo el cuarto accionista actual de la compañía.


El movimiento de los López-Belmonte se produce en un impass de la farmacéutica donde son dueños: Rovi. Tras la explosión en ingresos que supuso la vacuna de Moderna, ahora la firma se mantiene plana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud