Salud

Hipra solo vende su vacuna en España y llegará desfasada a las nuevas cepas

  • La compañía comienza a mejorar su suero para las variantes pero no llegará para el otoño
  • No recibe ningún pedido del resto de doce países europeos que se interesaron
Elia Torroella, vicepresidenta ejecutiva de Hipra. Europa Press

Los objetivos comerciales de Hipra con su vacuna contra el Covid quedarán lejos de sus previsiones. Cuando en marzo la Agencia Europea del Medicamento dio la autorización a la venta del suero, la compañía contaba con un precontrato (sin obligación de compra) al que se adhirieron trece países de la Unión Europea. Sin embargo, cinco meses después del hito de comercialización, solo España ha ejercido su opción de compra, adquiriendo 3,2 millones de dosis por 31 millones de euros. El máximo al que aspiraba la farmacéutica gerundense era la venta de 250 millones de dosis, cifra que significaría en torno a los 2.000 millones de euros, dado el precio de la vacuna. La compañía explica a este medio que hasta la fecha ningún país se ha puesto en contacto para comprar el suero.

La farmacéutica, por otro lado, tampoco ha realizado la actualización de su vacuna a las últimas variantes que se han convertido en protagonistas en las últimas semanas. Es decir, las dosis que se inocularán en España tienen la formulación básica de marzo, basada en los modelos de coronavirus Alfa y Beta (las primeras cepas de 2020), que le permitieron demostrar eficacia frente a la ómicron clásica. Hipra asegura a este medio que ya ha empezado a desarrollar el ensayo clínico necesario para la actualización de su vacuna, pero reconocen que en ningún caso estará lista para la campaña de vacunación del próximo otoño. Eso sí, aseguran que han probado la actual formulación y dará cierta protección frente a las nuevas variantes del coronavirus. El problema es que los organismos internacionales, como la OMS o la EMA entre otros, recomiendan que las vacunas estén actualizadas a las últimas cepas de ómicron.

Una segunda complicación comercial para Hipra es, también, la competencia. Tanto Moderna como Pfizer y Novavax han asegurado que sus vacunas estarán actualizadas a las últimas cepas del virus para la campaña de vacunación. Si a eso se le suma que en Europa sobran vacunas, sobre todo de Pfizer (se compraron hasta 1.800 millones de dosis hace dos años), las posibilidades comerciales de la firma gerundense disminuyen considerablemente.

Con todo, España sí utilizará las vacunas que le ha comprado a Hipra, salvo cambio de opinión de última hora. Fue a principios de julio cuando el ministro de Sanidad, José Manuel Quiñones, anunció que las dosis de Hipra serían las que se inocularan a todas las personas mayores de sesenta años y a los profesionales sanitarios. De acuerdo con la ficha técnica, la vacuna española confiere protección frente a la ómicron clásica tras haber recibido dos dosis de Pfizer o Moderna, pero no estará actualizada.

Lo que sí que parece que se aleja es un posible acuerdo de fabricación para la vacuna española. Hipra explicó a elEconomista.es que si la demanda por parte de países europeos era alta, necesitarían apoyarse en otra compañía farmacéutica para cumplir con los pedidos y los plazos. Sin embargo, a día de hoy y sin pedidos para el suero, es algo que se aleja de la realidad.

De hecho, uno de los nombres que se barajaron era el de Reig Jofre. Sin embargo, a tenor de los acontecimientos posteriores, parece que no llegará a buen puerto. De hecho, a finales de junio se conoció que España tendrá un papel protagonista en la fabricación de vacunas en el caso de una nueva pandemia. Fue entonces cuando se conoció que Hipra era una de las elegidas por la Comisión Europea, pero no la única en el territorio nacional. Las otras dos compañías serán Zendal y Reig Jofre, que se han aliado para esta empresa.

Previsiones de resultados

La vacuna contra el coronavirus debía colocar a Hipra, de la noche a la mañana, en una de las farmacéuticas más importantes de España. Sin embargo, los ingresos no se verán beneficiados por el recorrido comercial del suero. Durante 2022, año para el cuál no hubo ninguna rentabilización por la vacuna, Hipra ganó 55,7 millones de euros, un 11% más respecto al año anterior (50,2 millones). La compañía explicó a este periódico que este incremento se debe a "la evolución de las ventas de salud humana".

La firma catalana registró un ebitda de 70,3 millones, un 20,4% frente al ejercicio de 2021 (84,7 millones). El motivo es el "incremento de los gastos operativos, destacando los asociados a energía y sobre todo evidencia el importante gasto en I+D y registros", indica la empresa. Además, las exportaciones ascendieron hasta el 88%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud