Salud

La sanidad privada presta servicio a doce millones de españoles, un 4,34% más que en 2021

  • Madrid es la CCAA con más porcentaje de asegurados (40,1%), mientras que Navarra es la que menos (11,27%)

La sanidad privada ya presta servicio al 25,32% de los españoles. Concretamente, doce millones de españoles pagaron por un seguro de salud en España en el año 2022, lo que significa un incremento del 4,34% respecto a 2021, según los datos difundidos por la patronal del seguro Unespa. "Hay 12 millones de personas (datos 2022) que pagan por un seguro de salud en España y que, por lo tanto, no consumen los servicios sanitarios públicos. El ahorro de costes para la Administración que genera el seguro privado es, por lo tanto, evidente", explican desde la patronal.

El número de asegurados no ha hecho más que crecer en los últimos años. Concretamente, en el periodo comprendido entre 2016 y 2021 el número de asegurados presentó una tasa de crecimiento anual compuesto del 3,8%. El 80% de los funcionarios de la Administración Central del Estado (dos millones) decide acudir a la privada. Por comunidades autónomas, son Madrid (40,1%), Ceuta (37,17%), Melilla (33,88%), Cataluña (33,49%) y las Islas Baleares (30,82%) los territorios con mayor porcentaje de asegurados de España.

La explicación de que Madrid sea la CCAA con mayor número de asegurados de España se encuentra en que es el territorio donde hay más funcionarios públicos de la Administración Central del Estado. Con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla ocurre que sus funcionarios dependen de la Administración Central del Estado. En la otra cara de la moneda, es decir, aquellos territorios donde hay un menor número de asegurados son Navarra (11,27%), Cantabria (13,66%), Murcia (13,76%), Extremadura (16,09%) y Galicia 17,05%).

La llegada de la pandemia ha favorecido la contratación de seguros privados por parte de las empresas con la intención de retener talento y reducir el absentismo laboral. En este caso, Madrid y Cataluña son los territorios que más recurren a esta práctica porque también son los que concentran el mayor número de empresas del país. "Uno de los fenómenos que impulsa la contratación de seguros de salud es su creciente aceptación como mecanismo de pago en especie. Muchas empresas han incorporado el seguro de salud para sus trabajadores como concepto retributivo complementario. El seguro de salud es, de hecho, uno de los beneficios sociales más valorados entre la plantilla. Esto hace que los seguros constituyan una herramienta de atracción y retención de talento. Además, contribuyen a reducir el absentismo laboral", explican desde UNESPA a este medio.

"Quienes contratan un seguro de salud hacen uso del mismo y, aunque pueden ir a la Sanidad Pública como cualquier contribuyente, van a la privada y alivian así la carga de trabajo que tienen los centros públicos. La contribución del sistema sanitario privado al Sistema Nacional de Salud se puso de manifiesto durante la situación generada por el Covid-19. El sector asegurador facilitó el acceso a atenciones a enfermos de coronavirus. También ha sufragado pruebas diagnósticas de COVID-19 a millones de personas en España. A través de actuaciones como estas, el seguro ha contribuido a la contención de la pandemia en el país.

Según un informe elaborado por la consultora Iqvia, de cara a los próximos cinco años los expertos esperan una demanda creciente de la sanidad privada gracias al aumento del número de asegurados, siendo las pólizas de cobertura las que más contribuyan a dicho crecimiento. Sin embargo, los expertos tampoco pierden de vista la evolución de los mutualistas del Estado, aquellas prestaciones que el paciente paga de su bolsillo (out of pocket) o lo que se conoce como pólizas low cost, emergidas en los últimos años y que ofrecen un precio inferior a las tradicionales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud