Salud

Rovi gana un 30% más pero avisa de que 2023 será peor

  • Las ventas se dispararon por la fabricación de la vacuna contra el Covid
  • La compañía busca nuevos socios en el área de fabricación a terceros
  • Aumenta el dividendo en un 35%

La farmacéutica Rovi ganó el año pasado 199,7 millones de euros, cifra que representa un 30% más que en 2021. Sin embargo, la compañía avisó que en el presente ejercicio los ingresos sufrirán. "Rovi espera que sus ingresos operativos disminuyan en la banda baja de la segunda decena (es decir, la decena entre 10% y 20%) frente a 2022", explican.

La razón principal, tanto de los resultados de este año como de la disminución del siguiente es la vacuna de Moderna. En 2022 fue la principal palanca de crecimiento de Rovi fue la fabricación para terceros, con unos ingresos de 403,5 millones de euros, cifra que es un 52% superior a la registrada en 2021. Sin embargo, la evolución de la pandemia, parece que hará menguar las ventas de vacunas y con ello, la facturación de Rovi.

Las ventas generales del grupo alcanzaron los 817,7 millones de euros, un 26% más que en el año anterior. Además de la fabricación a terceros, la enoxaparina Becat (un medicamento biosimilar) facturó 28,8 millones más que durante 2021. El resto de especialidades farmacéuticas (y otras heparinas) también aumentaron sus ventas, aunque de forma más tímida.

De cara al futuro, una de las nuevas armas terapéuticas que tiene Rovi es Okedi, su medicamento contra la esquizofrenia. Durante 2022 comenzó a entrar en algunos países europeos. El producto se lanzó en Alemania en abril de 2022, en Reino Unido en julio de 2022 y en España en septiembre de 2022. En esos meses registró unas ventas de dos millones de euros. Ahora, la compañía tratará de ir sumando países europeos y a finales del mes de julio se enfrentará al dictamen de aprobación de la FDA estadounidense. El mercado total de la esquizofrenia entra ambas áreas geográficas roza los 15.000 millones de euros.

Pero Rovi necesita que su negocio de fabricación a terceros no decaiga demasiado por la menor producción de vacunas de cara al futuro. De hecho, la propia compañía señala entre sus objetivos para el presente año la "adquisición de nuevos clientes". Es decir, Rovi ya peina el mercado en busca de empresas que necesiten sus instalaciones para aumentar la fabricación. Cabe recordar que la compañía madrileña es la única empresa española que dispone de una planta con tecnología de RNA mensajero. 

Por último, la deuda del grupo se sitúa en los 72,2 millones de euros. El gran grueso de la cantidad, 27,6 millones de euros, vence en 2027, mientras que hasta entonces los pagos que deberá afrontar la farmacéutica oscilan entre los 10 y los 12 millones anuales. En cuanto al dividendo que abonará Rovi a sus accionistas, la compañía anuncia que será de 1,2938 euros por acción, lo que supone un incremento del 35% con respecto al dividendo pagado en 2021 e implicaría el reparto de un importe equivalente, aproximadamente, a 35% del beneficio neto consolidado del año 2022 atribuido a la sociedad dominante.

La compañía también ha hecho público las retribuciones del consejo de administración de Rovi. El CEO, Juan López-Belmonte se embolsó durante el año pasado 1,1 millones de euros, mientras que sus dos hermanos y vicepresidentes, Javier e Iván, ganaron 534.000 y 533.000 euros, respectivamente. Otros consejeros, como el caso de la ex ministra de Trabajo, Fátima Báñez, ganó 80.000 euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud