Salud

Alan crece un 283% en España y alcanza 300 firmas aseguradas

  • Invertirá 30 millones con el apoyo del fondo Ontario en tres años

La aseguradora gala Alan, respaldada por el fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers´, ha crecido un 283% en España en 2022 y espera cerrar este año triplicando sus usuarios en nuestro país, con una inversión prevista de 30 millones de euros en el plazo de tres años.

La insurtech, que llegó a España en 2020, presta servicio a más de 300 empresas a través de su convenio sanitario con DKV que le da acceso a más de 47.000 especialistas. Según ha confirmado a elEconomista.es Irene Martínez Paricio, General Manager de Alan España, el objetivo de la compañía es alcanzar los 80.000 asegurados en nuestro país y una facturación de €40 millones en tres años. "En 2022, atendimos a empresas de mayor tamaño, más allá de las pymes tecnológicas e incorporamos nuevos servicios como Alan Mind, enfocado en el cuidado de la salud mental", añade. El grupo no tiene previsto realizar en 2023 la incursión en el negocio individual.

El unicornio francés Alan alcanzó una valoración de 2.700 millones en 2022 con su última ronda de financiación, una serie E de 183 millones de euros liderada por el fondo de pensiones canadiense Ontario Teachers' Pension Plan (OTPP), que inyectó 150 millones de euros en la insurtech gala para ampliar su servicio de salud digital en España y Bélgica.

En 2023, Alan prevé un fuerte crecimiento, en torno al 50%, con la expansión en el mercado francés, así como el desarrollo de las operaciones en España y Bélgica, y el lanzamiento de nuevos servicios sanitarios. Su objetivo es superar los 300 millones de euros de ingresos anuales en 2023, con un margen bruto superior al 13%. La aseguradora gala, que cuenta con más de 125.000 usuarios en todo el mundo, aumentó su plantilla un 30% en 2022 incorporando más de 200 nuevas profesionales.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.