Salud

La farmacéutica Merck amplía su fábrica de Barcelona para producir materias primas para vacunas

  • Invierte 14,5 millones y contratará a una veintena de personas

La farmacéutica alemana Merck ha decidido ampliar sus instalaciones de Mollet del Vallès (Barcelona) con la construcción de una nueva fábrica que se dedicará a la producción de dos materas primas: Tham y Tritriplex.

Estos excipientes se utilizan para producir las vacunas contra el Covid, tanto las de ARN mensajero (que comercializan Pfizer y Moderna) como las basadas en adenovirus (AstraZeneca y Janssen). Según ha explicado la compañía a este medio, la mayoría de la fabricación se exporta, sobre todo tras el significativo aumento de la demanda de estos compuestos en el sector.

El aumento de uno de estos dos compuestos, Tham, también tiene repercusión para una compañía farmacéutica española: Grifols. "Se usa en procesos biofarmacéuticos como el fraccionamiento de plasma", dicen desde Merck.

La farmacéutica alemana ha destinado 14,5 millones de euros para la operación y repercutirá en un aumento de la contratación con 20 nuevos puestos de trabajo. "En los últimos 4 años Merck ha invertido un total de 90 millones de euros aproximadamente en el site de Mollet del Vallès y en la planta biotecnológica de Tres Cantos (Madrid), algo que ha tenido un claro impacto en nuestra capacidad de producción y exportación desde España. Concretamente, en torno al 99% de la producción que se desarrolla en el site de Mollet del Vallès se exporta a otros países", explica el director general de la compañía en España, Miguel Fernández.

"Iniciamos la ampliación de las instalaciones de nuestra área de Electronics porque sentimos que teníamos la responsabilidad de satisfacer la creciente demanda por parte de la industria de todo el mundo, para cuyos procesos estos excipientes han resultado cada vez más valiosos. Vamos a contribuir a los procesos de fabricación de algunas de las vacunas contra el Covid-19", explica Ramón Ribas, director de la planta de Mollet del Vallés.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Benalmádena
A Favor
En Contra

Bien.

Puntuación 0
#1