Salud

PharmaMar comprará fármacos para elevar caja a espera de Zepzelca

  • Espera que en 2025 llegue la aprobación total de su antitumoral
  • Tiene en caja 250 millones y redujo su deuda a la mitad desde 2016
Foto: Alamy

PharmaMar ya tiene decidido el plan estratégico de la compañía para los próximos años. La farmacéutica se sustentará sobre tres pilares con el objetivo de que los años 2025 y 2026 sean transformadores para la firma. La primera línea será peinar el mercado en busca de oportunidades para licenciar medicamentos oncológicos para su comercialización para mejorar los ingresos de la compañía en los próximos tres o cuatro años.

PharmaMar tiene una caja de 250 millones y la intención de la compañía es encontrar tratamientos por debajo del radar de los gigantes farmacéuticos, es decir, con rangos de ventas de entre 60 y 180 millones de euros. Además, la compañía podría incluso tirar de deuda parte de la operación tras haberla reducido a la mitad desde 2016. Esto es solo una opción, porque la farmacéutica comunicó una generación extra de caja de 35 millones tras presentar los resultados del primer trimestre. Lo que está por decidir es el número de operaciones que llevará a cargo la firma que preside José María Fernández Sousa-Faro.

Esta medida se toma con el objetivo de sustentar la gran baza de la compañía: su nuevo antitumoral Zepzelca. El medicamento, que fue licenciado por Jazz Pharmaceutical para su comercialización en Estados Unidos en un contrato que ha cambiado el devenir de Pharmamar (hasta 1.000 millones de dólares según hitos alcanzados), debe seguir sumando noticias positivas en los ensayos clínicos que tiene en marcha. Se trata, por tanto, de generar ingresos para acometer las inversiones en I+D que tiene previsto la firma.

Esta es, de hecho, otra de las tres líneas estratégica de la compañía. PharmaMar tiene en la última fase de ensayo clínico al medicamento con el objetivo de conseguir la aprobación en Europa y también la autorización definitiva en Estados Unidos en 2025. De momento, en este último país, tiene acceso al mercado mediante un procedimiento acelerado que le ha permitido situarse en el mercado con una indicación contra el cáncer de pulmón donde no había alternativa desde hace más de dos décadas.

Zepzelca ha alcanzado el 37% de mercado estadounidense en un año

De hecho, los buenos datos que ha ido cosechando el medicamento tanto en práctica médica real (tiene un 37% de cuota de mercado en EEUU y un programa de uso compasivo en Europa) como en los ensayos han provocado que Jazz inicie también ensayos clínicos junto a Roche para llevar al medicamento como primera opción de tratamiento (hoy se utiliza para los que fracasan ante el tratamiento estándar existente).

Con los ingresos generados en los últimos años más los que provengan de las operaciones inorgánicas mencionadas, PharmaMar podrá financiar tanto el desarrollo final de Zepzelca como otros productos que tiene el pipeline de la empresa madrileña. Uno de ellos, y que es el último pilar de su plan estratégico es Ecubectedina. La molécula, conocida hasta ahora como PM14, ya ha sido bautizada para comenzar su recorrido clínico. Hasta ahora, el potencial del medicamento estaba a expensas de tener dinero en caja, un problema que se solucionó tras el contrato con Jazz a finales de 2019 y que ahora se trabaja por mantener.

El fármaco comenzará la fase intermedia de ensayos clínicos en el segundo semestre de 2022 y su función terapéutica es contra el sarcoma de tejidos blandos. Otro de los datos importantes respecto a esta promesa es que el ensayo no está patrocinado por PharmaMar, sino por oncólogos que han probado la molécula. La compañía solo sirve el producto para que el ensayo continúe. Además, la compañía prevé que podrá elevar a pruebas clínicas a otros dos productos que tiene en cartera y de los que no se ha desvelado el nombre. Este último procedimiento será a largo plazo, casi mirando al final de la década o comienzos de la que viene.

Yondelis aguanta los años

Todo lo descrito es el futuro de la compañía, pero hace muchos años, el gran salto de PharmaMar lo protagonizó otro medicamento contra el cáncer que aún hoy resiste en el mercado. Según la farmacéutica, el medicamento conserva desde hace años un 30% de la cuota de mercado para sarcoma y cáncer de ovario. Lo que sí es cierto es que los ingresos que deparaba a PharmaMar se erosionan por las bajadas de precio que ha sufrido el medicamento en los últimos tiempos. Además, la compañía también tiene su nueva área de virología, que si bien no se esperan novedades a corto plazo, sí que estará lista por si apareciera una nueva pandemia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin