Salud

La sanidad privada se ofrece para reducir la lista de espera quirúrgica en un 30%

  • El tiempo medio de espera para una operación ha aumentado hasta los 123 días

Cada vez más personas que esperan ser intervenidos por un especialista se suman a la lista de espera de la sanidad pública. La privada estima que de 706.740 pacientes se pasará a 800.000 en lista de espera quirúrgica en los próximos meses. Exige una colaboración con las administraciones y afirma que tiene un 15% de camas disponibles. Posé la capacidad de realizar 300.000 operaciones al año, lo que agilizaría la lista en un 30%.

"Los datos de la lista de espera son una ilusión porque existe una demanda oculta", afirma Luis Mendicuti, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE). Según datos del Ministerio de Sanidad, en 2021 las entradas en la lista de espera quirúrgica aumentaron un 19,2% respecto al año anterior, mientras que las salidas solo han crecido en 14%.

La actividad quirúrgica todavía se encuentra lejos de la prepándemica. En total, se han llevado a cabo 1,3 millones de intervenciones menos que en 2019. Deberían de haberse realizado casi siete millones de intervenciones quirúrgicas, según la patronal. El secretario general indica que la privada tuvo una caída del 17,2% respecto a 2019 y 2020, un porcentaje menor que el de la sanidad pública.

El aumento de la lista de espera se traduce en un diagnostico tardío de los pacientes. Al no conseguir una cita con su médico se dirigen a las urgencias colapsándolas. "En Urgencias hay un pico muy alto de entradas", confiesa ASPE a elEconomista.

"El ministerio de Sanidad debe establecer un protocolo estatal que favorezca los plazos de espera igualitarios para los ciudadanos", denuncia la privada. En junio de 2021, la patronal afirmó que querían ayudar a reducir la lista de espera. Reducirían el coste de la actividad sanitaria a la mitad.

El tiempo medio de espera para una operación ha aumentado hasta los 123 días, por encima del máximo legal en algunas comunidades (180 días). Estos periodos de tiempo no se están cumpliendo, según la Alianza de la Sanidad Privada Española. La normativa de la Garantía de Respuesta Asistencial afirma que si la espera supera el tiempo máximo establecido en un centro público, el paciente puede pedir a la consejería la prestación en un centro concertado y sanidad está obligada a otorgárselo. La privada afirma que hay miles de casos al año de personas que no son atendidas en este periodo de tiempo y que podrían acceder al derecho que le posibilita la ley, pero no saben de su existencia.

Durante la pandemia del coronavirus la lista de espera descendió por dos motivos. La gente tenía miedo de acudir al médico y ser atendidos por los profesionales. También hubo una eliminación de actividad asistencial. La crisis sanitaria obligó en el año 2020 y parte de 2021 a concentrar los recursos en torno a la pandemia. Este hecho ha generado una demanda embolsada del resto de especialidades médicas que ha empezado a materializarse.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin