Salud

Farmaindustria pide un cambio que posibilite la compra directa de medicamentos innovadores por los hospitales

  • Únicamente el 31% de los fármacos adquiridos en 2018 fue bajo la Ley de Contratos del Sector Público

Farmaindustria pide cambiar el modelo de compra de los medicamentos innovadores por parte de los hospitales. A día de hoy, la operación se realiza a través de la Ley de Contratos del Sector Público que resulta inadecuada, según la directora del departamento jurídico de la patronal, Ana Bosch. El estudio sobre el gasto hospitalario en el sistema nacional de salud realizado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Spending review) indica que en 2018 las clínicas adquirieron únicamente el 31% de los fármacos a través de la ley y el resto se llevó a cabo con contratos menores o compras directas con las empresas farmacéuticas.

Propone un modelo de contratación en el que aconseja abandonar la idea del precio como único elemento de valoración, entre otros puntos. Para llevar a cabo estos cambios, es necesario eliminar del ámbito de aplicación de la ley los contratos de suministros de medicamentos con protección de patente pudiendo ser adquiridos directamente por los servicios de salud públicos tomando como referencia el precio impuesto por el Ministerio de Sanidad.

Los hospitales no suelen utilizar el sistema de compra de esta normativa por las características propias del sector. "La existencia de un precio de financiación pública de los medicamentos fijado por el Estado constituye un elemento diferencial respecto a cualquier otra compra pública de bienes o servicio por las administraciones públicas. Es decir, el principal comprador de los medicamentos innovadores es el propio Sistema Nacional de Salud", afirma la directora.

Los mecanismos de contratación pública no son los únicos que utilizar a la hora de adquirir un medicamento. "Es posible recurrir a acuerdos de adquisición de naturaleza privada quedando sometidos a un régimen de libertad de pactos, y siendo su precio el determinado por el Ministerio de sanidad con las revisiones y condiciones que se establezcan", detalla la directora jurídica de Farmaindustria.

Si se habla de la contratación de las terapias avanzadas, por ejemplo los fármacos oncológicos, la línea entre producto o servicio se encuentra difusa, según la directora. Se mira si el origen de estas terapias se aproxima más a un tratamiento que a un medicamento.

Estas carencias en la ley se evidenciaron aún más durante la pandemia porque surgieron diversos problemas relativos a la inserción de los programas de compra paneuropea de medicamentos en las estructuras competenciales y organizativas del sistema sanitario. Esta propuesta ya se llevó al Congreso de los Diputados de la mano de Ciudadanos a través de una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de este año.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin