Salud Innovacion

Mapfre cree que la digitalización será decisiva para renovar el sector

Es una de las peticiones más repetidas con cada comienzo de año, y suele decirse que nadie la aprecia del todo salvo cuando falta. La salud es un aspecto central de nuestras vidas y, por ello, cada vez más personas deciden reforzar su cobertura pública contratando un seguro de salud.

Entre las ventajas más comunes de estos productos figura la rapidez relativa en la realización de pruebas diagnósticas; los servicios de urgencias no masificados; la opción de elegir centro médico; la posibilidad de acudir directamente a un especialista; el servicio de atención al cliente 24 horas, 365 días al año; los programas de medicina preventiva, o la cobertura dental, entre otras.

Los usuarios de la sanidad privada manifiestan, además, un alto grado de satisfacción con la atención recibida. El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) presentó el pasado junio el informe Experiencia de Paciente. Primer estudio de Medición en Sanidad Privada en España. Los resultados demuestran que el ideal del paciente se cumple en un 79% de los casos, un grado de satisfacción inédito en otros sectores.

No es de extrañar que la venta de pólizas de seguros de salud pase por un buen momento. Según las cifras provisionales para 2018 de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA) la partida de seguros de salud creció un 5,6%, hasta los 8.520 millones. Según la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), a cierre de 2017, el seguro de salud prestaba servicio en España a 11,5 millones de clientes, de los cuales casi 10 millones tienen un seguro sanitario -una cifra récord-. Un 27% de los hogares españoles tiene algún tipo de seguro de salud; la proporción es singularmente elevada en la Comunidad de Madrid (46%) y en Cataluña (casi el 40%).

Mapfre conoce muy bien la realidad del sector. Más de 880.000 clientes avalan su propuesta en salud, centrada en incorporar coberturas novedosas y servicios exclusivos. Y es que en 2018 registró en este ramo un volumen de primas superior a los 551 millones de euros, con un crecimiento cercano al 7%. La compañía cuenta con 14 centros médicos propios y siete centros dentales repartidos por toda España. Una oferta que se suma a los acuerdos que tiene con más de 270 centros médicos concertados y con más de 31.000 profesionales para proveer el mejor servicio.

Prueba del éxito de este enfoque es que nueve de cada 10 clientes de Mapfre utilizan al menos una vez al año su seguro de salud y, en media, cada paciente acude a cinco especialidades médicas. Además, el 45% de los asegurados se hace cada año una prueba de diagnóstico por imagen; radiografías, ecografías, resonancias y tomografías son las más usadas como paso previo a una consulta. Obstetricia y ginecología son las especialidades más solicitadas, con un 15% del total.

Foco en la innovación

La oferta de valor añadido de Mapfre incorpora servicios como la telefarmacia y el reembolso de gastos farmacéuticos y coberturas novedosas como láser verde, cirugía robótica, rehabilitación neurológica, reproducción asistida, criopreservación de células madre y reembolso de gastos por adopción, entre otras.

Su aplicación para móviles, Mapfre Salud, permite realizar trámites y gestiones relacionados con la salud de forma ágil y sencilla. A través de la app, el cliente puede contactar con su médico de confianza por teléfono; solicitar la liquidación de sus gastos médicos y farmacéuticos escaneando directamente las facturas y las prescripciones con la aplicación, y usarla como tarjeta sanitaria digital en los centros médicos Mapfre Salud -y solicitar cita online, gestionar autorizaciones y buscar médicos y centros-.

En marzo de 2019, incorporó a la app el servicio de videoconsulta. En tres pasos, el asegurado puede concertar cita para la consulta (en horario de lunes a viernes de 9 a 21 horas) y compartir documentación sanitaria para que el médico pueda evaluarla. También puede contactar por teléfono.

El foco en la innovación impregna el planteamiento estratégico de Mapfre, al punto de que la aseguradora acaba de presentar Savia, una compañía de salud 100% digital.

Hacia la salud 4.0

El mundo de la salud atraviesa una etapa de cambio sustancial. Por ello, Mapfre ha emprendido su propio proceso de transformación para convertirse en una compañía de salud 4.0. En este entorno nuevo, el usuario toma el control de la salud y, como en resto de ámbitos digitales, es fundamental aprovechar el potencial de los datos para personalizar la experiencia. ¿Qué aporta Savia?

Se trata de una plataforma digital de servicios cuyo objetivo es acompañar al usuario en la gestión de su salud y la de su familia basada en la inmediatez, la disponibilidad, la prevención y el control de la salud personal mediante planes de cuidado centrados en el usuario.

Savia ha sido desarrollada contando con la participación de usuarios reales, con una metodología test and learn, que estriba en probar ideas en pequeños ámbitos y grupos de clientes y evaluar su impacto. El resultado es un servicio en constante mejora, accesible, inmediato y personalizado.

Savia da acceso a más de 40 especialidades médicas y permite también reservar pruebas médicas tratamientos y cirugías; buscar centros para concertar citas; acceder a un médico a través de videollamada, chat, etc., e incluye contenidos relacionados con la salud para todo tipo de edades y demandas.

Es interesante recalcar que Savia no es privativo de los clientes de Mapfre. Cualquier persona, tenga o no seguro de salud, puede utilizar este servicio, al que se puede acceder eligiendo diferentes modalidades de pago: por servicio contratado o mediante planes de suscripción, en línea con lo que hacen muchos servicios digitales hoy.

Entre sus ventajas principales, destaca la flexibilidad, por el hecho de que los planes se pueden activar y desactivar fácilmente y con carácter inmediato, sin penalizaciones. También el acceso igualmente inmediato a los diferentes servicios con una interfaz adaptada plenamente al teléfono móvil y soportes novedosos, como Alexa de Amazon, Google Home y Google Assistant.

Además, Savia permite a cada usuario dar de alta en su perfil a quien necesite, con independencia del vínculo que se tenga. Y el catálogo de servicios irá aumentando en función de las innovaciones y posibilidades tecnológicas que se den en el ámbito de salud.

La plataforma está disponible en Google Play, Apple Store, en dispositivos Android y iPhone o smartphones, y ofrece un periodo de prueba gratuito de dos meses de duración.

Cubierto allí donde estés

Esta voluntad de acercar la cobertura sanitaria a todo tipo de usuarios y a través de cada vez más soportes trasluce también en el lanzamiento de Global Expat. Mapfre ha diseñado este producto integral de salud para empleados expatriados y sus familias.

Global Expat está pensado para satisfacer las necesidades tanto de la empresa como del profesional expatriado, y puede personalizarse en función de la zona geográfica, el capital y las coberturas. Incluye la cobertura de reembolso del 100% de los gastos hospitalarios (en función de los capitales y las garantías contratadas), traslados, repatriación y segundo diagnóstico internacional, además de demora en viajes y equipajes.

Además, ofrece la posibilidad de contratar garantías opcionales, como el reembolso de gastos extrahospitalarios, garantía bucodental (solo en España) y el pack de farmacia, y servicios de oftalmología, dental y vacunas.

Mapfre ha escogido un socio de altura para gestionar las coberturas de sus asegurados expatriados: Henner, una empresa con más de 70 años de experiencia en el mundo de los expatriados y con amplia presencia internacional.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint