Salud Bienestar

Síntomas de un golpe de calor en la calle: esta es la señal de alarma

Golpe de calor | Firma: iStock

El golpe de calor es una condición médica grave que puede surgir repentinamente, especialmente en los días más calurosos del año. Este fenómeno ocurre cuando el cuerpo se sobrecalienta y no puede regular su temperatura interna adecuadamente. La falta de acción rápida ante un golpe de calor puede tener consecuencias severas, por lo que es fundamental saber cómo actuar si te encuentras en esta situación.

Síntomas

El primer paso para actuar ante un golpe de calor es poder identificar sus síntomas. Entre los signos más comunes se encuentran la piel caliente y seca, ya que el cuerpo deja de sudar, lo cual es su principal mecanismo de enfriamiento. También es común experimentar un pulso rápido y fuerte, junto con dolor de cabeza, mareos y confusión. En los casos más graves, la persona puede perder la conciencia.

Otros síntomas que pueden aparecer incluyen náuseas, vómitos y calambres musculares. La piel puede enrojecerse, especialmente en personas con piel clara. En algunos casos, se puede observar una respiración rápida y superficial. Reconocer estos síntomas es crucial para poder tomar medidas inmediatas y adecuadas.

Qué hacer

Si sientes que estás experimentando un golpe de calor, lo primero que debes hacer es buscar sombra o un lugar fresco lo más rápido posible. Alejarte de la fuente de calor es esencial para evitar que la situación empeore. Si es posible, entra en un edificio con aire acondicionado o, al menos, colócate bajo la sombra de un árbol o una estructura.

Una vez que estés en un lugar más fresco, intenta bajar tu temperatura corporal. Esto se puede hacer de varias maneras. Por ejemplo, moja tu ropa o tu piel con agua fresca, o coloca paños húmedos y fríos en áreas como el cuello, las axilas y la ingle. Estas áreas son donde los vasos sanguíneos están más cerca de la superficie de la piel, por lo que enfriarlas ayuda a reducir la temperatura interna del cuerpo más rápidamente.

Recuperación

Beber agua es vital si estás sufriendo un golpe de calor, ya que la deshidratación es un factor común en esta condición. Sin embargo, es importante beber lentamente y en pequeños sorbos. Beber grandes cantidades de agua de golpe puede causar malestar estomacal o incluso agravar la situación. Si tienes acceso a una bebida con electrolitos, como una bebida deportiva, esta puede ser una mejor opción, ya que te ayudará a reponer los minerales perdidos a través del sudor.

Precauciones

Una vez que comiences a sentirte mejor, es crucial que evites cualquier esfuerzo físico adicional. El ejercicio puede aumentar tu temperatura corporal aún más, lo que podría empeorar el golpe de calor. Si es posible, descansa en un lugar fresco durante varias horas y evita la exposición directa al sol hasta que te sientas completamente recuperado.

Cuándo buscar ayuda médica

Aunque la mayoría de los golpes de calor pueden ser tratados con las medidas mencionadas anteriormente, hay situaciones en las que es necesario buscar ayuda médica inmediatamente. Si después de tomar medidas para enfriarte y rehidratarte sigues sintiéndote mal, o si los síntomas empeoran, es crucial que llames a una ambulancia o que alguien te lleve a la sala de emergencias más cercana. Los síntomas que indican la necesidad de atención médica urgente incluyen confusión severa, pérdida de conciencia, convulsiones, o una temperatura corporal que no baja.

Prevención

La mejor manera de lidiar con un golpe de calor es, sin duda, prevenirlo. En los días calurosos, trata de limitar tu exposición al sol, especialmente durante las horas pico de calor, que suelen ser entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Usa ropa ligera, de colores claros y transpirable, y siempre lleva contigo una botella de agua para mantenerte hidratado.

Si tienes que hacer ejercicio o trabajar al aire libre, trata de hacerlo durante las horas más frescas del día, como temprano en la mañana o al atardecer. Toma descansos frecuentes en un lugar fresco y sombra, y no te olvides de aplicarte protector solar para evitar quemaduras, que pueden dificultar la capacidad del cuerpo para regular la temperatura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud