Salud Bienestar

Los expertos alertan de los riesgos de jugar al pádel para los ojos

Jugador de pádel lesionado es ayudado por su compañero. Firma: iStock

El pádel es un deporte que ha ido ganando muchos adeptos en España en los últimos años por su dinamismo, facilidad para organizar partidos o el aumento de pistas construidas, tanto indoor como al aire libre. A la vez también ha ido creciendo la afición a ver este deporte y sus torneos internacionales en directo o a través de las pantallas.

Según el estudio Global Padel Report, España se ha posicionado como uno de los líderes europeos en la práctica de este deporte, superando incluso al tenis en número de jugadores, con 3,5 millones de aficionados, medio millón más que el tenis, y la mayor cantidad de clubes de pádel en Europa, con 3.800, según datos de la Federación Española de Pádel.

Aunque los oftalmólogos han detectado un aumento preocupante en las lesiones oculares relacionadas a la práctica del pádel. Algunas de estas pueden llevar a consecuencias graves, precisando incluso de intervención quirúrgica.

Han aumentando el número de lesiones oculares relacionadas con el pádel

El oftalmólogo Javier Álvarez asegura que están aumentando considerablemente el número de pacientes que acuden a urgencias con lesiones oculares relacionados con el pádel. Las lesiones suelen estar provocadas por el impacto directo de la pelota en el globo ocular, pudiendo generar desde un sangrado en la cámara anterior del ojo hasta desgarros en la retina o la ruptura de la pared del globo ocular, con el consiguiente riesgo de discapacidad visual o ceguera.

La pelota, que puede alcanzar entre los 100 y 130 km/h, no es el único riesgo y alertan que los compañeros de juego, la estrecha distancia entre jugadores y los movimientos bruscos durante el juego incrementan las posibilidades de sufrir lesiones involuntarias.

El doctor Álvarez aconseja para prevenir estas lesiones: "El uso de gafas protectoras específicas para la práctica del pádel se presenta como una medida fundamental para reducir el riesgo de lesiones oculares". Según algunos estudios, estas gafas podrían reducir hasta en un 90% el riesgo de sufrir daño ocular su se usan de forma correcta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud