Salud Bienestar

¿Se puede tener alergia al aire acondicionado? Estos son los síntomas

Mujer tapándose la nariz dentro de una habitación con un aparato de aire acondicionado. Firma: iStock

Con la subida de las temperaturas, el uso del aire acondicionado se hace casi imprescindible para poder sobrellevar el calor. Estos aparatos suponen una gran solución para la mayoría de personas aunque hay algunas que muestran síntomas cuando se exponen a estos sistemas de climatización.

Esto hace preguntarse si se puede tener alergia al aire acondicionado pero la realidad es que no existen personas alérgicas a estos aparatos. Los síntomas pueden surgir por los conductos o filtros del aire acondicionado, que cuando no están bien cuidados y limpios, pueden crecer microorganismos.

Estas bacterias u hongos pueden dispersarse por el ambiente por los sistemas de ventilación, pudiendo generar enfermedades en las personas que se exponen al aire acondicionado. Los síntomas pueden aparecer por aparecer por el mal mantenimiento de los aparatos de ventilación, algo que facilita la aparición de estos microorganismos.

La humedad de los filtros del aire acondicionado favorece la aparición de hongos, esporas y bacterias, que cuando se activa el aire acondicionado, entra en los pulmones al respirar. Al estar en un espacio cerrado, se multiplican las posibilidades de empeorar o de contraer alergias respiratorias por la exposición a estos patógenos.

Síntomas que pueden aparecer por la exposición al aire acondicionado

Los síntomas pueden ser:

  • Síntomas leves de irritación de mucosas como el picor y escozor de ojos, irritación de garganta, estornudos o picor nasal.
  • Síntomas alérgicos de rinitis o conjuntivitis con síntomas parecidos a los anteriores.
  • Síntomas del asma como tos seca, fatiga u opresión en el pecho.
  • Malestar general, cansancio, fatiga o sensación de fiebre durante varios días en casos de alveolitis alérgicas.
  • Fiebre moderada alta, fatiga progresiva o dolor de pecho en casos de infección bacteriana.

Para reducir estos síntomas no hay que dejar de usar el aire acondicionado, las soluciones pueden estar:

  • Limpiar y cambiar los filtros de forma periódica, como una vez al año para así eliminar el moho y los hongos que se acumulan por la humedad.
  • Mantener las ventanas cerradas para que partículas como el polen, pelo de animales y otros alérgenos entren. El aire acondicionado los dispersa y los mantienen flotando, aumentando el riesgo de las alergias respiratorias.
  • Limpiar los sistemas de conducción.
  • Renovar el aire exterior en los sistemas de ventilación en edificios herméticos.
  • Evitar el uso de alfombras. Estos tejidos acumulan muchos alérgenos y en la época en la que se use el aire acondicionado es recomendable retirarlas.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud