Salud Bienestar

Los efectos en el cerebro de tomar café todos los días

Taza de café con espuma en forma de cerebro. Firma: iStock

Una de las bebidas más extendidas y consumidas a nivel internacional es el café. España no se queda atrás y según la Asociación Española del Café, cada día consumimos de media 65,5 millones de tazas. Independientemente de su sabor, las personas buscan en el café la función de activarse o reactivarse gracias a la cafeína.

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria existe una relación de causa-efecto entre la ingesta de cafeína y una mejora en la atención y los niveles de alerta de alta intensidad y corta duración. La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central que cuando se consume pasa rápidamente al cerebro. Los efectos se notan 15 minutos después de la ingesta, durando hasta 6 horas. En este tiempo, el café tiene la capacidad de bloquear los receptores de adenosina, las moléculas que inducen al sueño.

Además de estos beneficios más o menos conocidos, el café también tiene efectos complejos en el cerebro. En 2012, la doctora Uma Naidoo, fundadora de la primera unidad de Psiquiatría Nutricional del mundo y miembro de la Facultad de Medicina de Harvard, escribió un artículo en el que elaboró una lista de las 9 formas "sorprendentes y realmente geniales en que la cafeína afecta a tu cerebro para mejor, según la ciencia".

La experta da una serie de recomendaciones a la hora de consumirlo: "A través de mis investigaciones y estudios, he descubierto que el café tiene más efectos buenos que malos cuando se consume con moderación. Se recomiendan de dos a cuatro tazas al día, o menos de 400 miligramos de cafeína".

El problema no es tomar café cada mañana sino volverse adicto a él. Tomar hasta 400 miligramos de cafeína es seguro. El problema es superar esta cantidad ya que obligaría a aumentar la dosis para provocar los mismos efectos, generando más resistencia a la cafeína. El cuerpo se adapta al consumo de cafeína y necesita más.

Cambia la forma de recordar las palabras

En otro estudio de 2012 publicado en PLOS One, se comprobó que tomar 200 miligramos de cafeína, lo que equivale a 2 tazas de café, antes de una prueba de memoria ayudó a las personas a recordar con asociaciones positivas significativamente más rápido. Naidoo aseguró que una dosis de cafeína mejoró la capacidad de los participantes del estudio para recordar palabras felices pero no funcionó también con asociaciones negativas.

Puede reducir la placa cerebral

Varios estudios demuestran que la cafeína puede tener un efecto reductor en la placa cerebral. Esta es la sustancia que se acumula en el cerebro y que se relaciona con la enfermedad del Alzheimer y la demencia. Aunque estos hallazgos no han sido totalmente aceptados.

Mejora la memoria a largo plazo

Investigadores de Jonhs Hopkins hallaron que la cafeína posee un efecto estimulado de la memoria hasta 24 horas después de consumirla. Para demostrarlo, hicieron una prueba de memoria compleja a varios participantes a los que se le mostraron imágenes en un día y unas imágenes diferentes al día siguiente. Se les pidió que reconocieran las fotos del día anterior y tomar cafeína desde el primer día les ayudó a recordarlas para el segundo día. Según Naidoo, la cafeína "parece tener un efecto positivo en su capacidad para incorporar cosas en la memoria a largo plazo".

Incrementa la entropía cerebral

La entropía en el cerebro es la "intensidad complejidad y variabilidad irregular en la actividad cerebral de un momento a otro", según explica la experta de Harvard. Cuando es alta, es un síntoma de que el cerebro está funcionando a un nivel alto. La entropía está baja cuando se duerme. Una dosis de cafeína incrementa la entropía en el cerebro, algo que mejora las tareas mentales y el razonamiento, según un estudio de 2018.

Acelera el sistema endocannabinoide

Otro estudio de 2018 aseguró que la cafeína actúa en el sistema endocannabinoide del cuerpo humano, la que también estimula el cannabis. La diferencia es que el cannabis crea un efecto ralentizador en el cerebro mientras que la cafeína lo acelera.

Mezclarlo con azúcar mejor el pensamiento

Al mezclar la cafeína y la glucosa aumentaría la eficiencia de la actividad cerebral. Al alcanzar el pico de las dos sustancias hace que la memoria de trabajo mejore. El cerebro usa mejor energía para producir rendimiento.

Influye en la serotonina

La cafeína afecta a la serotonina. Al tomar la cafeína, esta se dirige a los receptores de adenosina, que es una molécula que tiene un efecto sedante en el cerebro. La cafeína incrementa la vigilancia y libera dopamina, serotonina, acetilcolina y otros neurotransmisores.

Protege los vasos sanguíneos cerebrales

Los micronutrientes polifenólicos del café prevendría el daño tisular provocado por los radicales libres y la obstrucción de los vasos sanguíneos cerebrales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud