Salud Bienestar

La vitamina que contribuye a mejorar la circulación de la sangre y evitar las varices

Las varices son venas hinchadas y retorcidas que se encuentran debajo de la piel que suelen aparecer en las piernas. Las venas tienen válvulas unidireccionales que se abren y cierran para que la sangre circule hacia el corazón. En los casos de las válvulas y paredes venosas débiles o dañada pueden provocar que la sangre se acumule o que fluya en dirección contraria. Las venas pueden incrementar su tamaño y deformarse, apareciendo varices. Estas tienen un color rojo o azul.

Estas venas hinchadas pueden aparecer tantos en hombres como en mujeres, aunque afectan más a ellas. Hay factores que pueden incrementar su aparición como el embarazo, el envejecimiento y la obesidad. También los cambios hormonales durante la menstruación o la menopausia pueden afectar.

Las personas se preocupan por la estética de las varices pero suponen un problema de circulación. Para prevenir complicaciones de estas venas, es recomendable seguir una buena alimentación, hacer ejercicio de forma regular y llevar prendas de compresión.

Vitaminas que mejoran la circulación y alivian las varices

En el caso de la alimentación, hay una serie de vitaminas que ayudan a prevenir la aparición de las varices ya que mejoran la circulación sanguínea. También ayudan a proteger los vasos sanguíneos para que no aparezcan problemas como la hinchazón o inflamación de las venas.

  • La vitamina B3 o niacina. Contribuye a fortaleces los vasos sanguíneos y a aumentar el flujo de sangre. Los alimentos con alto contenido en este nutriente son: pollo, lentejas y remolacha.
  • Vitamina C. Ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a evitar la aparición de coágulos de sangre, fortaleciendo las arterias y los capilares. Se encuentra en las naranjas, limones, mandarinas y kiwis.
  • Vitamina E. Participa en ensanchar los vasos sanguíneos y a que no salgan coágulos. El tomate, los frutos secos como las almendras y las nueces son ricas en este nutriente.
  • Vitamina K. Su falta podría provocar hemorragias internas. Se encarga de que no surjan varices y otras enfermedades circulatorias, aportando una mayor oxigenación en las venas. Se puede hallar en espinacas, lechuga, aceite de oliva.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud