Salud Bienestar

Qué es la diabetes tipo 2: causas, síntomas y tratamientos

  • Sus causas pueden ir desde la obesidad hasta la edad o el consumo de medicamentos
  • Hay que tener cuidado porque puede desarrollarse de forma gradual y asintomática
  • Sus tratamientos combinan estrategias para controlar el nivel de azúcar en la sangre
Un paciente de diabetes se mide los niveles de azúcar en la sangre.

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por un alto nivel de azúcar en la sangre (glucosa), que puede tener graves consecuencias para la salud si no se controla.

Causas de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad compleja con múltiples causas que interactúan entre sí. Las principales causas son:

1. Resistencia a la insulina

  • Obesidad: el exceso de grasa corporal, especialmente en el abdomen, puede interferir con la acción de la insulina.
  • Inflamación crónica: la inflamación de bajo grado, a menudo asociada con la obesidad, puede afectar la sensibilidad a la insulina.
  • Edad: la sensibilidad a la insulina disminuye naturalmente con la edad.
  • Falta de actividad física: el ejercicio regular mejora la sensibilidad a la insulina.

2. Deficiencia de insulina

  • Disfunción de las células beta: las células beta del páncreas son las responsables de producir insulina. Con el tiempo, estas células pueden perder su capacidad de funcionar correctamente.

3. Otros factores

  • Síndrome de ovario poliquístico (SOP): el SOP es un trastorno hormonal que afecta a las mujeres y puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2.
  • Ciertos medicamentos: algunos medicamentos, como los corticosteroides, pueden aumentar el nivel de azúcar en la sangre.
  • Etnia: ciertas etnias, como los afrodescendientes, hispanos y asiáticos, tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Síntomas de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 puede desarrollarse de forma gradual y asintomática, por lo que es importante conocer las señales de alerta que pueden indicar la presencia de la enfermedad.

Algunos de los síntomas más comunes son:

  1. Aumento de la sed y la micción: la necesidad de orinar con frecuencia, especialmente durante la noche, puede ser un indicio de que el nivel de azúcar en la sangre está elevado.
  2. Aumento del hambre: a pesar de comer más, las personas con diabetes tipo 2 pueden sentir hambre constantemente debido a que las células no absorben la glucosa de forma eficiente.
  3. Fatiga crónica: la falta de energía y el cansancio persistente son síntomas comunes de la diabetes tipo 2.
  4. Visión borrosa: el exceso de azúcar en la sangre puede afectar el cristalino del ojo, lo que puede provocar visión borrosa.
  5. Entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies: la neuropatía diabética, un daño en los nervios, puede causar entumecimiento u hormigueo en las extremidades.
  6. Llagas que tardan en sanar: la diabetes puede afectar la circulación sanguínea, lo que dificulta la cicatrización de las heridas.
  7. Pérdida de peso sin causa aparente: la pérdida de peso involuntaria puede ser un signo de que el cuerpo está utilizando la grasa como fuente de energía debido a la falta de insulina.

Tratamientos para la diabetes tipo 2

El diagnóstico de la diabetes tipo 2 se realiza mediante un análisis de sangre. Se puede realizar una prueba de glucosa en ayunas o una prueba de tolerancia a la glucosa oral.

El tratamiento de la diabetes tipo 2 se basa en un enfoque integral que combina diferentes estrategias para controlar el nivel de azúcar en la sangre y prevenir complicaciones. A continuación, se describe una ampliación de las opciones de tratamiento:

1. Cambios en el estilo de vida

  • Alimentación saludable: una dieta balanceada rica en frutas, verduras, cereales integrales y baja en grasas saturadas y azúcares añadidos es fundamental para controlar la diabetes. Un profesional de la nutrición puede ayudarte a crear un plan de alimentación personalizado.
  • Actividad física regular: la práctica de ejercicio físico regular, como caminar, correr o nadar, mejora la sensibilidad a la insulina y ayuda a controlar el nivel de azúcar en la sangre. Se recomienda al menos 150 minutos de actividad física moderada a la semana.
  • Pérdida de peso: si tienes sobrepeso u obesidad, perder peso puede mejorar significativamente la sensibilidad a la insulina y reducir la necesidad de medicamentos.

2. Medicamentos

Existen diferentes tipos de medicamentos para la diabetes tipo 2, cada uno con su propio mecanismo de acción. La elección del medicamento dependerá de varios factores, como la gravedad de la enfermedad, la salud general del paciente y otros medicamentos que esté tomando. Algunos de los tipos de medicamentos más comunes son:

  • Metformina: es el medicamento de primera línea para la diabetes tipo 2. Ayuda a mejorar la sensibilidad a la insulina y reduce la producción de glucosa en el hígado.
  • Sulfonilureas: estimulan la producción de insulina por parte del páncreas.
  • Inhibidores de la DPP-4: impiden la degradación de una hormona que ayuda a controlar la liberación de insulina.
  • Inhibidores del SGLT2: actúan en los riñones para eliminar el exceso de glucosa a través de la orina.
  • Insulina: en algunos casos, especialmente cuando la diabetes está avanzada, puede ser necesario el uso de insulina.

Otros aspectos importantes

Si crees que puedes padecer de esta enfermedad o te la han diagnosticado, es necesario que conozcas estos aspectos sobre la enfermedad y su control:

  • Educación diabetológica: es fundamental que las personas con diabetes tipo 2 reciban educación diabetológica para aprender a controlar la enfermedad, manejar su medicación y prevenir complicaciones.
  • Autocontrol del nivel de azúcar en la sangre: monitorizar el nivel de azúcar en la sangre regularmente es importante para evaluar la eficacia del tratamiento y realizar ajustes si es necesario.
  • Seguimiento médico regular: es importante realizar visitas regulares con el médico para controlar la evolución de la diabetes y detectar posibles complicaciones.
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud