Retail

Ignacio González (Pescanova): "Ya estamos por encima del negocio de 2019 y vamos a dar beneficios"

  • "EEUU supone el 8% de las ventas y queremos crecer a doble dígito"
  • "Una parte del impacto de la guerra todavía no se ha reflejado en la inflación"
El consejero delegado de Nueva Pescanova, Ignacio González. Foto: Luis Moreno.

Pescanova ha participado esta semana en la feria Seafood en Barcelona, el principal evento mundial del sector de los productos del mar y que ha debutado este año en la capital catalana. Su objetivo era "recuperar la normalidad" tras la pandemia con clientes y proveedores internacionales y el consejero delegado de Nueva Pescanova, Ignacio González, lo ve cumplido con creces.

Vuestra pasta elaborada a base de pescado, que llegó a los lineales hace un año, ha sido premiada en el salón ¿Tienen algún lanzamiento nuevo este año?

Hemos lanzado pasta de bacalao, además de la de merluza y salmón, y este mes de mayo vamos a dar una vuelta al mercado del surimi con un nuevo sabor revolucionario. El surimi es una categoría que necesita un shock de innovación.

¿Cuánto invierte la compañía en I+D?

Entre 2020 y 2021 invertimos en general 165 millones, que son el doble que los 4 años anteriores, que sumaron 125, y la innovación es una parte importante. El nuevo accionista (Abanca) no solo ha saneado la compañía, sino que está invirtiendo para hacerla crecer. I+D puede ser un concepto muy amplio, pero hemos invertido en llevar la digitalización e inteligencia artificial a la acuicultura y a las fábricas, además de la innovación de productos y el centro de I+D de El Grove. Este año invertiremos 58 millones y el grueso será para digitalización, porque queremos hacer de la acuicultura una actividad previsible en su rendimiento. También invertiremos en el área comercial para abrir nuevos países y crecer donde ya estamos.

¿Cuáles son vuestros planes de crecimiento?

En acuicultura, aumentar el rendimiento del langostino, y en unos dos años empezar con el pulpo, cuando tengamos los permisos y se construya la planta que tenemos prevista en Canarias. La acuicultura es la manera de quitar tensión al océano para responder al aumento de consumo mundial, que ahora se reparte en un 50% acuicultura y un 50% captura. Nosotros como compañía estamos en 45% cultivo y 55% pesca, pero queremos avanzar hacia las previsiones mundiales para 2030, que son de 55% acuicultura y 45% pesca.

¿Y cuáles son los objetivos de crecimiento geográfico?

Hay estrategias diferentes por países. En los maduros como España y Portugal, la clave es la innovación. En Francia, Estados Unidos, Grecia e Italia queremos dar a conocer la marca en retail y también seguimos abriendo nuevos países. En México el año pasado no vendíamos nada y este año vamos a cerrar con más de 10 millones, y en Emiratos Árabes también estamos teniendo buena aceptación. El langostino es uno de los pocos productos de alimentación que no tiene limitaciones por religión o costumbres en ningún lugar del mundo.

¿Más países requieren más fábricas?

En agosto abriremos una nueva planta en Perú con una inversión de siete millones de euros para ganar capacidad de producción, porque estamos creciendo mucho en el país como origen. Y la inversión principal va a las plantas de primera transformación junto a las zonas de acuicultura, para incrementar su capacidad y eficiencia.

¿Las cuentas de 2021 volverán a 'números negros'?

Nuestro ejercicio fiscal acabó el 31 de marzo y estamos auditando las cuentas para aprobarlas en la junta de accionistas del 17 de junio, pero hemos crecido a doble dígito largo en facturación respecto a 2020, y ya estamos por encima de 2019, lo que significa que el Covid está superado. Respecto al resultado neto, vamos a dar beneficios sin ninguna duda.

¿Reduflación? "En la tienda tienes la etiqueta con el precio por kilo y la gente es libre de comprar lo que quiera"

¿Y cómo prevé 2022?

Hacer previsiones ahora sería un ejercicio de osadía, por la situación tan complicada actualmente con la inflación. Aunque la alimentación contiene el alza de precios, es imposible no repercutir una parte en el consumidor porque se han encarecido todos los suministros en toda la cadena de valor. De todas formas, nuestro objetivo es que el consumidor sufra lo menos posible. Hemos hecho un presupuesto de crecimiento sólido porque creemos que vamos a seguir abriendo países y creciendo allá donde estamos, pero es un año muy desafiante para todo el mundo. Estados Unidos es uno de los países que más esperanza nos da para el futuro, porque es muy grande, con poder adquisitivo, y está descubriendo el mundo de los productos del mar a través de la tendencia hacia una dieta más saludable. Ahora supone alrededor del 8% de las ventas totales y queremos crecer a doble dígito sostenido en los próximos tres años.

¿Cómo os afecta el alza de costes y la crisis de suministros?

Antes de la guerra de Ucrania ya había inflación de materias primas que se ha traducido en la primera ola de inflación. La guerra ha causado otra ola de inflación y que algunos ingredientes hayan desaparecido, como el aceite de girasol, que hemos debido sustituir por otros aceites vegetales y todavía no se ha visto toda su repercusión en el IPC. Además, el paro de transportistas puso en tensión a la cadena, pero eso ya está superado.

"Abanca nos permite hacer planes a largo plazo, aunque su participación del 97,5% no va a seguir así en el futuro"

¿Habrá más reduflación?

Nosotros redujimos el formato de los lomos de merluza congelados en 2020 porque se adaptaba mejor a la dosis que ya teníamos en otros mercados como Francia e Italia, pero también lanzamos merluza con extra de cantidad. En la tienda tienes la etiqueta con el precio por kilo y la gente es libre de comprar lo que quiera.

Pero sí han subido los precios…

Si no se hubiese subido una parte del precio, las compañías tendrían un claro problema de supervivencia, y no solo los fabricantes, sino sus proveedores y Pescanova no es un ser extraño, pero la inflación en el sector de la alimentación está en el 6,8%, frente al 9,8% general.

¿Cómo está funcionando el plan de reflote de la compañía?

Este año que hemos cerrado es el primero del plan estratégico que lanzamos con el nuevo accionista y los objetivos se han cumplido con creces. Abanca nos permite hacer planes a largo plazo, aunque su participación del 97,5% no va a seguir así en el futuro porque no es lo natural y será favorable para nosotros diversificar el accionariado.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Serloc
A Favor
En Contra

¿No será este Señor el padre del hijo de Ivón Reyes?

Puntuación -2
#1