Retail

Javier Puga (Hiperdino): "En 2012 las tiendas casi no tenían ni luz y ahora somos líderes en Canarias"

  • "Tenemos costes añadidos por el transporte de fuera y entre las islas"

Cuando en 2012 los hermanos Domínguez recuperaron la cadena canaria Hiperdino junto a Javier Puga, que había sido director general de la misma años atrás, su situación era dramática. Permira había entregado la antigua Supersol, que englobaba también la red en la Península, a los bancos acreedores. La firma acabó dividida en dos, de tal modo que los Domínguez compraron el negocio canario, que ellos mismos habían fundado en la década de los 80, y la lituana Máxima se quedó el peninsular. Pero mientras que la primera ha completado una historia de éxito, la segunda se hundió en pérdidas y acabo siendo adquirida por Carrefour.

¿Cómo han conseguido transformar la compañía?

Cuando la adquirimos, las tiendas eran caras y tenían problemas hasta de luz. Algunas de las máquinas de congelados no funcionaban y no se podía poner ni música porque no había dinero para pagar a la Sgae. No teníamos deuda, pero la banca no nos daba financiación. Lo primero que hicimos fue invertir 6 millones para arreglar las cosas más urgentes. Teníamos 194 tiendas y algunas había que cerrarlas porque no eran rentables. Bajamos los precios y apostamos por las marcas y el primer año crecimos un 33%. Hemos pasado durante estos diez años de tener una cuota del 14,8% a alcanzar una participación del 25,12% y ser líderes en Canarias.

¿Cómo recuperaron la confianza de los bancos?

En 2014 nos quedamos un inmueble embargado por Bankinter y a partir de ahí volvimos a tener financiación porque las demás entidades volvieron a confiar en nosotros. Así, fuimos reformando todas las tiendas, hasta el punto de que hemos obtenido la mejor valoración de los clientes en varios estudios en Canarias. Nos hemos especializado en tener los precios más bajos. Revisamos 12.000 precios cada día y negociamos con los proveedores para tener las mejores condiciones posibles. Además, hemos apostado por las marcas locales y los frescos y hemos mejorado la marca propia. Ahora tenemos 230 tiendas. Operamos con Hiperdino, en locales de 3.000 a 3.500 metros cuadrados; Superdino, que son los que tienen menos de 1.500 e Hiperdino Express, que son las tiendas turísticas.

¿Cómo ha evolucionado la compañía en estos diez años?

Hemos pasado de facturar 550 millones de euros cuando la compramos hace diez años a 1.094 millones en el último ejercicio, que estuvo muy afectado por el cierre de las tiendas turísticas. Este año tenemos presupuestados unos ingresos de 1.224 millones. Además, hemos logrado un ebitda de 69,8 millones y un resultado operativo de 40 millones de euros. El modelo está funcionado, de las nuevas tiendas de Hiperdino hay diez que están entre las 14 con mayor volumen de ventas.

Hace diez años facturábamos 550 millones y este año alcanzaremos los 1.224 millones

¿Cuál es el objetivo con la marca blanca?

Nosotros apostamos por tener un surtido amplio, con un gran peso de las enseñas locales y siempre con mejores precios que la competencia. La marca blanca hay que ir mejorándola poco a poco, pero deja muy poco margen.

¿Cómo es su apuesta 'online'?

Tenemos en marcha proyectos muy potentes en tecnología. Hemos logrado una cuota online del 36% en Canarias tras la pandemia. Otros optaron por cortarlo por el covid, pero nosotros quisimos reforzarlo, ayudando además a los mayores a hacer la compra. En Gran Canaria ya tenemos beneficios y en Tenerife estamos a punto de lograr también la rentabilidad.

Tienen el problema añadido de los costes logísticos...

Sí, hay un coste añadido, no solo por los productos que traemos de fuera sino también entre las islas. Me sorprende cuando salen estudios de la OCU y colocan a las ciudades canarias como las más caras. Tenemos un sobrecoste logístico que las subvenciones no cubren. Nosotros tenemos almacenes en Tenerife y Gran Canaria, además de una plataforma en Lanzarote. Todos los días tenemos la necesidad de contar con transporte marítimo para llegar de una isla a otra.

Hemos estado estudiando el salto al exterior, como, por ejemplo, Cabo Verde y otros

¿Abrirán fuera de Canarias?

Cuando la compañía era propiedad de Vista Capital ya abrió en Marruecos con un socio local. Luego, lo compró Ahold y vendió ese negocio a al socio. Ahora, tenemos intención de hacer algo y hemos estado analizando algunos mercados en África, como Cabo Verde, aunque en este caso en concreto creemos que es aún un poco pronto.

¿Y abrir en el resto de España?

Teníamos también un proyecto para abrir tiendas turísticas en Baleares en 2019, pero quedó todo paralizado a raíz de la pandemia. No descartamos tampoco la posibilidad de retomarlo, pero si finalmente hacemos algo será siempre con tiendas turísticas, que es lo con que mejor podríamos competir.

En Canarias ya son líderes y compiten con todos los grandes grupos de distribución...

Sí, en Canarias superamos ligeramente la cuota de Mercadona y es verdad que ya competimos con todos los grandes. Aquí está Lidl, Carrefour, Alcampo, Spar... y ahora está a punto de entrar también Aldi.

Nuestra factura de la luz se ha incrementado de 12 millones hasta 31 millones de euros

¿Qué previsiones tienen este año?

Es difícil hacer pronósticos. El 2019 iba a ser un año fantástico y luego con la subida del salario mínimo hubo un incremento de costes. En 2020 íbamos también muy bien y llegó el Covid. Y ahora estamos sufriendo la subida del precio de la luz. La factura energética ha pasado de 12 a 31 millones de euros. De todos modos, si el turismo se recupera será un buen año.

¿Cuántas tiendas abrirán?

Tenemos 136 proyectos localizados para los próximos cinco años, de los que 25 están ya firmados. Pero la tramitación de las licencias es lenta. Este año haremos cinco aperturas aproximadamente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin