Retail

La UE señala estas especias populares de cualquier cocina que presentan fraudes en su composición

  • Es la mayor investigación llevada a cabo por la UE en esta materia
  • La mayoría de adulteraciones se produce al añadir mezclas vegetales
Foto: iStock.

Cuándo se compra orégano, ¿se está adquiriendo 100% orégano o este llega mezclado con otros vegetales? Esto es lo que ha venido a denunciar la Unión Europea en los últimos días, para tratar de acabar con la adulteración de ciertos condimentos que son frecuentes en las cocinas de todo el mundo.

El Centro Común de Investigación (JRC, por sus siglas en inglés), de la Comisión Europea, ha publicado para arrancar 2022 el informe más grande sobre la autenticidad de hierbas aromáticas y especias. Una investigación que pone de relieve la alteración de los productos alimenticios y cómo esto se oculta a través de su etiquetado.

Con una muestra de casi 2.000 productos de 23 países de todo el Viejo Continente, los principales estudios se llevaron a cabo sobre seis condimentos característicos de cualquier cocina. Comino, cúrcuma, orégano, pimentón, pimienta y azafrán para confirmar que alrededor del 17% de estos se encuentran adulterados en su venta al público.

Así se adulteran los condimentos

La mayoría con material vegetal no declarado, lo cual puede suponer un riesgo al no presentarse en la etiqueta para personas alérgicas a ciertas hierbas, además es común el uso de colorantes no autorizados. Sobre todo en el azafrán, el segundo aspecto, esta adulteración supone un engaño para el consumidor por el elevado precio que paga sobre un producto que no tiene sus características originales.

El orégano presenta fraudes en casi la mitad de las muestras analizadas

Sin embargo, es el orégano el producto más fraudulento. En hasta un 48% de las muestras analizadas, este condimento incluía alguna alteración no etiquetada, con lo que supone para un producto siempre demandado y usado en una gran cantidad de recetas. 

Sobre toda esta investigación de la UE se ha hecho eco la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hasta el punto de sumarse a la denuncia y las investigaciones. Desde la institución se solicita que "se lleven a cabo controles más exhaustivos", con el fin de velar por el mayor respeto hacia los clientes. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin