Retail - Consumo

La planta de Ávila de Leche Celta duplicará facturación en dos años con una nueva línea de producción de quesos

  • El proyecto supone una inversión de 13 millones e incrementará la plantilla en 35 personas
Nueva línea de quesos de Leche Celta en su fábrica de Ávila
Valladolidicon-related

Grupo Leche Celta, empresa de origen gallego especializada en la producción y distribución de productos lácteos, ha puesto en marcha la línea de producción de quesos en su planta de Ávila. La previsión es que la fábrica duplique su facturación en 2026 hasta alcanzar los 50 millones.

Tras un periodo de planificación y acondicionamiento, esta nueva línea ha comenzado a operar, marcando un hito significativo en la estrategia de expansión y diversificación de la compañía.

La línea de producción abarca tres variedades de quesos: queso fresco para untar en versiones Original y Light, queso fundido en porciones Original y Light, y queso fundido en lonchas tipo Original. Todos estos productos son elaborados con leche fresca de vaca y se presentan en envases reciclables.

En cuanto al volumen de producción, Grupo Leche Celta tiene como objetivo alcanzar un equilibrio en torno al 70% destinado a marca de distribuidor y un 30% a marca propia, centrándose en los mercados de España y Portugal.

Con una inversión de 13 millones de euros, este proyecto se basa en los principios de economía circular para maximizar el valor añadido de la leche a través de la producción de quesos, reduciendo al mínimo el desperdicio alimentario y reutilizando los subproductos. La reestructuración de la planta de Ávila ha destinado 1.800 metros cuadrados de nueva infraestructura para albergar esta línea, equipada con salas de proceso y envasado, líneas automatizadas de llenado, packaging y paletizado, así como mejoras en las infraestructuras de soporte industrial.

Además de incrementar la capacidad productiva de la planta, -estimada en 12.000 toneladas anuales de quesos blancos pasteurizados y fundidos-, esta expansión generará un impacto positivo en el empleo local. Actualmente, la planta emplea a 71 personas directamente, con el objetivo de crear 35 nuevos puestos de trabajo para 2025, priorizando la contratación de femenino y de empleo joven.

Se prevé que la planta de Ávila aumente progresivamente su facturación en 20 a 25 millones de euros en los próximos dos años con la nueva línea de quesos, alcanzando el 50% de su capacidad productiva y que para 2026, cuando se alcance el 100% de la capacidad, la facturación llegue a 50 millones de euros.

Este hito coincide con el 35 aniversario de Grupo Leche Celta, consolidando su posición como actor clave en el sector lácteo, capaz de satisfacer las demandas del mercado con productos sostenibles y de alta calidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud