Retail - Consumo

Unilever anuncia la escisión de sus helados (Magnum y Ben & Jerry's) y una ronda de 7.500 despidos

  • La firma británica renuncia al sector de los helados 
  • Espera que la separación se consuma en 2025

La firma británica ha anunciado una ronda de despidos en todo el mundo al tiempo que escinde su negocio de helados, Ben & Jerry's. La propietaria de marcas icónicas como Wall's, Frigo y Magnum ha decidido recortar 7.500 puestos de trabajo de los 128.000 que tiene en total. La firma ve una escisión como la opción "más probable " ya ha anunciado que iniciará un proceso de separación de este negocio que durará hasta 2025. En cualquier caso, la empresa aun no ha dado detalles de cómo será ese proceso, si se resuelve con una venta, o nueva sociedad en la que cuenten con una participación. En cualquier caso lo que dan por seguro es que "tendrá una nueva estructura" y dejan las opciones abiertas que "puedan maximizar la rentabilidad para los accionistas".

Volviendo a los despidos, desde Unilever aseguran que les reportarán un ahorro de 800 millones de dólares anuales y que vehicularán esto a través de un plan de reestructuración que costará un 1,2% de sus ingresos los próximos tres años. La idea de la compañía es orientar su negocio hacia las áreas que ofrecen una mayor rentabilidad, un enfoque que ha gustado especialmente a los inversores, que han provocado que sus títulos se disparen hasta un 6% en la bolsa de Londres. El precio llega a superar las 4.000 libras, algo que no pasaba desde finales de febrero.

Todas estas medidas forman parte del esfuerzo del nuevo director ejecutivo, Hein Schumacher, para simplificar la operativa de la empresa y aumentar así sus ingresos. En ese sentido, a pesar de que Unilever es un auténtico titán del helado, con 8.600 millones de facturación y con cinco de las diez marcas más grandes del mercado bajo su paraguas, las cadenas de suministro lastran por completo este sector. La idea es que también salga a cotizar en el parqué cuando se complete la escisión.

La empresa resultante de la escisión sería, en cualquier caso, la líder a nivel mundial en el sector del helado. La exmatriz que seguiría su propio camino, reduciría toda su organización a cuatro grupos, Belleza, Cuidado personal, Cuidado del Hogar y Nutrición. Aunque el imperio de Ben & Jerry's podría encajar en el último apartado la empresa resatla que "tiene una cadena de suministros diferentes, mayor estacionalidad y una mayor intensidad de capital".

En ese sentido la firma creen que su negocio de heldados debe "ser independiente y tener flexibilidad operativa y financiera para hacer crecer su negocio, asignar capital y recursos en apoyo de una estrategia propia". A falta de más información pues "las sinergias y costes de la separación variarán en función de la estructura de transacción elegida". En ese sentido la empresa ha emplazado a los inversores a atender los próximos meses a posibles nuevas noticias al respecto.

Una conjunción de factores que permitiría "tener un potencial mayor con una estructura de propiedad diferente", siguiendo su propio camino. Para Unilever "tanto la separación como una mayor productividad nos permitirá centrar más recursos en marcas más sólidas, globales y escalables". Unilever ha asegurado que continuará optimizando su portafolio dentro de estos cuatro grupos de negocio hacia espacios de mayor crecimiento y a través de marcas con alcance global o significativas.

La empresa, en ese sentido, también que gracias a esta combinación de productividad mejorada (por los despidos) y separación de este negocio, se logre una orientación mejorada a medio plazo. Unilever "tendrá un margen estructuralmente mayor", explica su director financiero. Además, "después de la separación, Unilever pretende lograr un crecimiento de las ventas subyacentes de medio dígito y una mejora modesta de los márgenes".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud