Retail - Consumo

Decenas de empresas catalanas muestran sus productos en Japón

  • Aceite de oliva, vino o cava, pero también algunos menos frecuentes como el membrillo, la miel o las infusiones
Una imagen de Japón

Decenas de empresas catalanas presentaron este fin de semana sus productos en Tokio, en una muestra que también incluyó talleres de cocina y actividades culturales, con los que Cataluña busca hacerse un hueco en las despensas del país asiático.

El evento, que arrancó el sábado en el céntrico barrio tokiota de Daikanyama y concluye este domingo, busca mostrar productos destacados de la región, incluidos algunos clásicos como el aceite de oliva, el vino y el cava, pero también algunos menos frecuentes como el membrillo, la miel o las infusiones.

La organización prevé la asistencia de más de 3.000 personas durante los dos días, donde los visitantes tienen la oportunidad de comprar los productos, participar en talleres y también degustar algunas tapas y vinos catalanas en la zona del bar.

"Desde el año pasado estamos realizando una serie de actuaciones para promocionar los alimentos catalanes en el mercado japonés. Japón es el segundo mercado que más nos interesa después de la Unión Europea", explica en una entrevista con EFE Maria Pla, representante de Prodeca, que organiza el evento y es la principal promotora de las exportaciones agroalimentarias catalanas.

La delegada del Gobierno de la Generalitat en Japón, Mònica Castellà, considera que "los ingredientes base de la cocina japonesa son también los ingredientes básicos en la dieta catalana, por lo que naturalmente son dos cocinas distintas que tienen mucho en común".

Según Castellà, el conocimiento del producto está creciendo y ahora los japoneses conocen la diferencia, por ejemplo, entre el cava y el champán, en un país conocido por tener muchos foodies y donde el turismo suele girar alrededor de la gastronomía.

"La gente cada vez conoce más los productos catalanes. Antes tal vez era el aceite o el vino y el cava, pero ahora ya conocen el chocolate y otros productos", añade. Castellà considera que otro de los productos que podría entrar con más fuerza en el mercado japonés en los próximos años es el fuet.

El evento de este fin de semana va acompañado por una serie de talleres de la mano de el chef catalán Josep Barahona, embajador de la gastronomía catalana en el país asiático desde hace 30 años, quien mostró a los japoneses cómo preparar pan con tomate, muy popular en el país.

Fuera del evento, también se han realizado estos días en Japón talleres gastronómicos pensados para público especializado. Esta es la segunda ocasión en la que Prodeca realiza esta acción en Tokio, siendo la última el pasado diciembre, donde recibieron a unos 3.000 visitantes y agotaron existencias de la mayor parte de productos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud