Retail - Consumo

Despidos en H&M, GAP y Levi's: ¿por qué se está frenando el comercio textil?

Una tienda de ropa en Madrid

El comercio textil se para. Las ventas en febrero solo se han incrementado un 1,3%, casi cinco veces menos respecto al 5,8% que había crecido en el mismo mes del año pasado, según los datos hechos públicos hoy por la patronal Acotex. El crecimiento de este último mes es inferior incluso en cinco décimas al registrado en enero, cuando a pesar del inicio de las rebajas, las ventas crecieron solo un 1,8%.

Desde Acotex admiten que el sector encara el año con "mucha incertidumbre y preocupación", teniendo en cuenta además la oleada de despidos y cierres anunciados en las últimas semanas por cadenas como H&M, Levi's o GAP. Pero, ¿qué es lo que está pasando? El auge de la moda ultrrarápida, con firmas como Shein a la cabeza, vendiendo a precios muy bajos, está obligando a la mayor parte de las cadenas a recortar el número de tiendas físicas. Pero es que, además, Acotex alerta de que se está produciendo una tormenta perfecta y que hay muchos más factores que explican este mal arranque de año.

Para empezar, según dicen, las rebajas ya no tienen ese efecto de antaño ni el mismo efecto de reclamo para el cliente. Pero es que, además, durante muchos días de febrero hemos tenido un clima más propio de primavera que de invierno, lo que no ha favorecido en nada la venta de prendas de esta última temporada, a pesar de estar con descuentos importantes. Y a eso se suma que el cliente tiene menos renta disponible y el textil ha pasado a segundo plano en cuento a prioridades de consumo, primando antes está la restauración o el ocio. "Si a esto le sumamos menos turistas, ya que el mes de febrero no es de los mejores meses en cuanto a turismo se refiere, todo esto se traduce en pocas compras en nuestras tiendas", dicen en Acotex.

A la espera de Inditex

A la espera mañana de la presentación de resultados de Inditex, que sigue creciendo con fuerza, el frenazo de las ventas no solo pasa factura a los pequeños, sino también a las grandes cadenas. H&M ha puesto en marcha, por ejemplo, una reestructuración de su red en España que se saldará con el cierre de 28 tiendas y la salida de 588 trabajadores, según comunicaron en enero fuentes sindicales. La intención de la empresa es iniciar el proceso de negociación en septiembre. Con el nuevo Real decreto que se aprobó el año pasado, en el caso de que se produzcan cierres de centros de trabajo, la empresa, que no ha hecho ningún comentario, debe realizar la comunicación a la autoridad laboral con al menos 6 meses de antelación hasta que se produzca la constitución de la mesa negociadora, enviando copia a los sindicatos más representativos a nivel estatal y autonómico.

Del mismo modo, la marca estadounidense de moda GAP ha puesto puto y final a su presencia mediante tiendas físicas y online propias en nuestro país. Según ha anunciado en su web, a partir de ahora, los clientes españoles solo podrán adquirir sus productos a través de los córners de la marca en El Corte Inglés y de marketplaces. La última en implantar un plan de despidos en España ha sido Levi's. El gigante de la moda norteamericano anunció el pasado 29 de enero que iba a implementar un profundo plan de ajuste a nivel mundial, y que conllevaría, tan solo en una fase inicial, el despido de hasta el 15% de todo el personal corporativo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud