Retail - Consumo

Christopher Cook (Maersk): "La vía alternativa al mar Rojo por Dubái ahorrará el 30% de los costes"

Christopher Cook, director general de Maersk en Emiratos Árabes Unidos, Omán y Catar. Foto: EE
Dubái (Emiratos Árabes Unidos)icon-related

Maersk ha encontrado una alternativa para esquivar la escalada de la tensión en el mar Rojo. En una entrevista con elEconomista.es y otros medios internacionales, el director general de la naviera en Emiratos Árabes Unidos (EAU), Omán y Catar, Christopher Cook, explica que "estamos utilizando el puerto de Dubái como centro logístico para realizar los envíos por vía terrestre hasta Jeddah, que es el principal puerto en la costa oeste de Arabia Saudí".

Según explica, "desde allí podemos conectar con nuestros buques y transitar hacia cualquier país que sea necesario, facilitando además la posibilidad de un envío aéreo, con lo que reducimos en hasta un 70% del tiempo que estábamos empleando hasta ahora en dar la vuelta a África y ahorramos un 30% del coste total".

El pasado 31 de diciembre, la compañía danesa se vio obligada a suspender todas sus operaciones a través de Canal de Suez después de que uno de sus cargueros sufriera un ataque por parte de las milicias hutíes, apoyadas por Irán. No era la primera vez que Maersk se enfrentaba a una situación similar, pero sí la que marcó un punto de inflexión. Cook recuerda que "tuvimos múltiples ataques directos a nuestros buques y a nuestros marineros, por lo que para garantizar la seguridad tanto de ellos como de nuestros clientes y continuar con nuestras operaciones, tuvimos que desviar las rutas alrededor del Cabo de Buena Esperanza, lo que aumentó los tiempos de tránsito en dos semanas". La naviera danesa ha sabido sortear hasta ahora las dificultades que han ido surgiendo en los últimos años, como la pandemia del Covid-19 y la escasez de suministros, consolidándose como líder del sector.

'Ebitda' de hasta 6.000 millones

Con una flota de 700 buques y presencia en 130 países, la compañía acapara el 20% de todo el tráfico marítimo a nivel mundial. La retirada, sin embargo, del mar Rojo ha supuesto un golpe muy duro para sus cuentas. El pasado 8 de febrero, la compañía anunció en un comunicado que su previsión era alcanzar este año un ebitda (resultado bruto operativo) de entre 1.000 y 6.000 millones de dólares, frente a los 9.600 millones que alcanzó el año pasado. La compañía ya manifestó hace días que "el problema es que no sabemos cuándo podremos volver a cruzar el Canal de Suez, aunque parece claro que no será a corto plazo", por lo que ha tenido establecer una horquilla de previsiones muy amplia".

Cook está convencido, pese a todo, de que Dubái puede ser una gran alternativa, sobre todo si el conflicto, derivado de la guerra en Gaza, se mantiene. "Hasta ahora las cadenas de suministro tenían una base muy sólida en China, pero las empresas se están moviendo para buscar múltiples puntos de abastecimiento. Y Dubái puede jugar en este sentido un papel muy importante. Es una economía que está creciendo y que se ha diversificado sobre la base del petróleo, consolidándose como uno de los grandes hubs logísticos a nivel mundial", explica el máximo responsable del grupo en Dubai. Cook tiene claro que el emirato no solo cuenta con uno de los mayores puertos del mundo, y uno de los principales aeropuertos, sino que "nos ofrece la posibilidad de contar con una zona franca, libre de impuestos, donde podemos almacenar los productos antes de los envíos y que, además, está firmando acuerdos bilaterales de libre comercio con numerosos países".

El directivo, de origen británico, no tiene ninguna duda así de que "después de 30 años en Dubái, en un contexto de inflación, con múltiples desafíos políticos y tras el anuncio de Reino Unido y Japón de que han entrado en recesión, podemos ofrecer una buena alternativa desde aquí, con tres plataformas logísticas, para traer productos desde China, India, Bangladesh o Indonesia y exportarlos a Europa o Norteamérica". El bloqueo en el Canal de Suez no solo ha disparado los precios de los contenedores y elevado el coste de los seguros, impactando en las cuentas de las navieras, sino que además "ha provocado una contracción de la capacidad de entre un 5% y un 7%", pero el directivo de Maersk no quiere caer en el pesimismo. "Nuestra prioridad es recuperar la ruta del Canal de Suez tan pronto como sea posible, en cuanto sea segura. En cualquier caso, y aunque tendrá un impacto en nuestros resultados a corto plazo, mantendremos todas las inversiones previstas", concluye de forma tajante.

La logística representa ya casi un 30% de la economía del emirato

Bajo el lema Dubai Economic Agenda 2033 (D33), Dubái ha desarrollado una estrategia para diversificar su economía más allá del petróleo y apostar por el comercio, la logística, los servicios financieros, el turismo y la industria agroalimentaria. El objetivo es convertir al emirato en "un centro internacional de actividades industriales basadas en el conocimiento, la innovación y la sostenibilidad", según explica Ashraf Mahate, economista jefe de Comercio y Exportación del emirato. La logística supone ya casi un 30% de la economía de Dubái, que quiere consolidarse así como centro clave para el tráfico mundial. El objetivo final es alcanzar unos ingresos de 544.000 millones de dólares en comercio exterior no procedente del petróleo antes de 2025 a través del desarrollo continuado de herramientas logísticas, legislativas y de servicios, así como de nuevas cooperaciones internacionales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud